Demi Lovato comparte su radical pérdida de peso: así lo ha hecho

La artista ganó varios kilos después de someterse a una terapia para superar sus trastornos alimenticios, pero ahora los ha perdido. ¿Qué ha pasado?

demi lovato
Gtres

    La vida de Demi Lovato podría equivaler perfectamente a 3 vidas normales, y eso que sólo tiene 28 años. La cantante y actriz ha vuelto a nacer después de superar sus problemas con el alcohol, las drogas y la comida, y es que todo eso junto le ha llegado a provocar secuelas que arrastrará durante mucho tiempo. A punto de estrenarse su documental ('Dancing with the devil', 'Bailando con con el diablo' en español), el 23 de marzo en YouTube, Demi es una persona nueva, y lo ha demostrado con un sencillo vídeo en el que ha compartido su radical pérdida de peso.

    A través de Instagram, Demi ha contado que ha dejado atrás unos kilitos de más, unos kilos que significaban el orgullo de haber superado su bulimia, pero ahora que está sana por dentro y por fuera, ha decidido perderlos. ¿Cómo? "Accidentalmente", según ha dicho.

    This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.
    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    "Ya no cuento las calorías. Ya no me sobreejercito más. Ya no restrinjo (comidas) o detoxifico, y ya no vivo mi vida en la cultura de la dieta... y aún así he perdido peso. Es una experiencia diferente, y esto llena, no de comida, sino de sabiduría divina y guía cósmica, paz serenidad, alegría y amor", ha escrito mientras se muestra dentro de un pantalón antiguo varias tallas más grande.

    This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Este vídeo, sin embargo, es mucho más que mostrar que ha perdido peso y ya está. Es una forma de demostrar que va por el buen camino para superar su trastorno alimenticio, que está comiendo bien y que está feliz en cualquier talla, algo que todos deberíamos aplicarnos: hace tan sólo unos meses se mostraba muy contenta con todos y cada uno de sus kilos, porque le habían traído el pecho que ella siempre había querido (dijo que antes se avergonzaba de lo pequeño que era), pero ahora sabe que eso es secundario, y que le llena mucho más el hecho de estar contenta y en paz consigo misma. ¡Bravo por ella!

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada