Paul McCartney y su mujer dan el cante en San Bartolomé

El ex Beatle tiene cinco hijos, ocho nietos y una mujer de la que está súper enamorado y con la que le encanta disfrutar de la playita... Eso sí, necesita un estilista para sus looks playeros.

paul mccartney y su mujer, nancy shevell, de vacaciones en san bartolomé
Agencia

Paul McCartney ha llegado a una edad en la que disfruta de la vida sin ningún filtro. ¿Que se le antoja ir a la playa como si fuera un náufrago? Pues se planta en la arena con la inmaculada toalla del hotel y unos 'pelujos' y una barba bastante difíciles de gestionar.

El ex Beatle se ha escapado a su refugio favortio, la isla caribeña de San Bartolomé. Y lo ha hecho acompañador por su mujer, Nancy Shevell, que por momentos parecía alucinar un poco bastante con su marido. Y es que entre sus extraños movimientos sobre la arena (que costaba discernir si practicaba algún tipo de deporte o le costaba levantarse), sus meditaciones bajo el sol y sus cambios de bañador con el método 'me enrollo la toalla y rezo para que no se me caiga'...

paul mccartney y su mujer, nancy shevell, de vacaciones en san bartolomé
Agencia

Parece que Nancy se animó a seguir el rollo a su marido y también se apuntó a chapotear un rato en la orillita.

paul mccartney y su mujer, nancy shevell, de vacaciones en san bartolomé
Agencia

Después del chapuzón, Paul se atrevió a quitarse el bañador con la ayuda de la toalla para no dejar al aire sus partes nobles. El músico se puso un pantalón para no sufrir la dichosa humedad.

paul mccartney y su mujer, nancy shevell, de vacaciones en san bartolomé
Agencia

Y luego, cual lagarto al sol, se echó una siestecita bajo la atenta mirada de su mujer, que parecía tener prisa por irse al chiringuito a comerse la paella.

paul mccartney y su mujer, nancy shevell, de vacaciones en san bartolomé
Agencia

Todo un romántico

El músico británico (78) lleva nueve años casado con la empresaria neoyorkina. Nancy (61) llegó a su vida después del farragoso divorcio del ex Beatle con Heather Mills, y Paul no puede estar ahora más feliz. De hecho, hace tan sólo unos meses, McCartney le dedicó estas románticas palabras en su Instagram: "Eres mi rock and roll, eres mi lado A y mi lado B, eres mi verso y mi coro. Te amo". Pues si tanto la quiere, ¡a ver si se corta las barbas y le monta menos shows!

paul mccartney y su mujer, nancy shevell, de vacaciones en san bartolomé
Agencia
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada