Albert y Danna Ponce, a punto de la noche de pasión en 'Solos'

La cosa marcha entre el ex superviviente y la influencer, y a la luz de los últimos acontecimientos... ¡están más calientes que el palo de un churrero!

albert álvarez y danna ponce, a punto de tener una noche de sexo en el reality 'solos' tras una clase de sexología y tuppersex
Mediaset

    La cosa está que arde (casi literalmente) en la casa de 'Solos', y es que Danna Ponce y Albert Álvarez han congeniado muy bien. Demasiado bien, nos atreveríamos a decir. Aunque al soriano le sentó fatal que Chiqui tuviera que irse, porque juntos se lo estaban pasando genial, parece que las penas se le han ido cuando ha aparecido la influencer en su vida. Igual que con Chiqui, a Danna tampoco la conocía, pero están haciendo muy buenas migas y han pasado de tener un poco de corte el uno con el otro... a los besos y las carantoñas, y también a ponerse cachondos.

    Sí, cachondos: ha sido un tuppersex el que ha conseguido hacer aflorar la sangre caliente que ambos tienen, y es que al final ambos están solteros y encerrados: el cursillo acelerado de sexología con una experta incluía también resolución de dudas, y para ello tenían que contar cómo les gustaba a ellos el sexo... y Danna, escuchando a Albert, se ha subido por las paredes: "Voy a necesitar una ducha fría", ha dicho entre risas.

    albert álvarez y danna ponce, a punto de tener una noche de sexo en el reality 'solos' tras una clase de sexología y tuppersex
    Mediaset
    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    La joven, que ha roto hace poco con su pareja, no escondía que la forma de Albert contar cómo es en la cama la dejaba más caliente que el palo de un churrero, pero él tampoco se dejaba ni un solo detalle: "Yo siempre soy muy sutil, voy muy poco a poco, y es la propia mujer la que me pide que cada vez vaya a más. Yo sé que la gente suele estimular más por fuera, pero yo creo que, al ser masajista, mis manos trabajan muy bien, y entro siempre hacia arriba, que parece ser que gusta bastante", contaba mientras Danna se mordía las uñas con actitud nerviosa. "Estoy perdiendo la concentración por momentos", respondía Danna. "Luego me ducho... y va a ser fría", añadía con una risita picarona. ¿Se dará por aludido Albert para bajarle el calentón a su compañera? Esta pareja ¡promete!

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada