Shaila Dúrcal: "Estaba en 91 kilos y ahora he adelgazado casi 20"

La hija de Rocío Dúrcal habla de su pérdida de peso gracias a Pronokal y nos confiesa cómo es su nueva vida en Madrid al lado de sus hermanos, a los que adora; su marido, Dorio, y la hija de éste.

la cantante, con una blusa de color rosa, y una gran sonrisa ha adelgazado casi 20 kilos
Ana Ruiz HEARST

Shaila Dúrcal presume de nueva figura. La cantante siguió la dieta de Pronokal y ha conseguido adelgazar veinte kilos en cuatro meses. La cantante vive en Madrid con su marido, Dorio, y Aitana, la hija de éste, a la que considera como su hija. Está preparando un disco de boleros junto a Miguel Poveda y Pitingo; y un trabajo, con sus hermanos, para homenajear a su madre, Rocío Dúrcal. Shaila se ha instalado en el piso de sus padres en el centro de Madrid y está encantada. "Sí, estamos en el piso de la Castellana que era de mis padres. Lo estoy disfrutando mucho. Me vienen muy buenos recuerdos y siempre digo: "¡Aquí me procrearon!". Creo que necesitaba estar aquí porque es como estar cerca de ellos", cuenta.

Gracias a su regreso a España, la cantante, que perdió parte de un dedo tras un accidente, vuelve a vivir cerca de sus hermanos, Carmen y Antonio, y sus sobrinos a los que adora y está encantada porque su marido Dorio y Aitana, la hija de éste que vive con ellos, están felices en Madrid. "Él se adapta a cualquier cosa. La niña, que ya tiene 17 años, era la que nos animó a venir a España antes de tiempo. Ahora se le está cambiando el acento y se lo tengo prohibido", afirma. Shaila cuenta que, a sus 42 años, vive una etapa diferente de su vida y que ahora es consciente de muchas cosas. "Es inevitable pensar que mi madre se fue joven y hay que cuidarse. Fíjate que a mí me ha costado entenderlo y cuidarme", asegura.

la hija de rocío dúrcal, con una blusa rosa y pantalón negro, habla de su nueva vida en madrid
Ana Ruiz HEARST

Como parte de este cambio, Shaila Dúrcal, que reconoce que ha pasado malos momentos anímicos sobre todo tras la muerte de su madre, se puso en manos de Pronokal para perder peso y presume del cambio. "Estaba en 91 kilos y ahora he adelgazado casi veinte kilos. He cambiado el chocolate por el brócoli", cuenta y explica que su marido también ha cambiado de hábitos. "Podemos decir que sí, pero él no deja la cerveza, como buen mexicano", dice divertida.

A sus 42 años, Shaila descarta ser madre porque es algo que nunca le ha llamado la atención. "Me encantan los niños, pero de los demás. Me encanta ser la tía a la que le gusta malcriar", declara.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada