Fani explica por qué no se ha deshecho de las cenizas de su madre

Pese a la difícil relación que mantuvieron, la participante de 'La última tentación' duerme con la urna funeraria de su progenitora.

Mientras lo vuelva a dar todo en ‘La última tentación’, Fani Carbajo prosigue con su vida en Madrid. Las primeras emisiones del programa de Telecinco, que fue grabado hace unos meses, ha coincidido con la mudanza que la joven se ha visto obligada a hacer tras no llegar a un acuerdo con su casera. Entre el trajín y el agobio de tener que mover todo a su nuevo hogar, la pareja de Christofer ha mostrado dos de los objetos más delicados que tendrán que trasladar los de la mudanza: las cenizas de su madre y de su perro. “Hay una cosa que quiero compartir con vosotros y lo mismo me decís que estoy zumbada, pero me da exactamente lo mismo”, comienza explicando en la nueva entrega de su canal en Mtmad. “Les he pedido a los de la empresa de mudanzas que, por favor, tengan muchísimo cuidado con esto porque para mí es muy importante”, dice mientras muestra las urnas funerarias. “Aquí están las cenizas de mi perrito Horus y aquí están las cenizas de mi madre”.

fani carbajo desvela qué hará con las cenizas de su madre
Mtmad

“¿Por qué no he esparcido todavía las cenizas de mi madre después de tanto tiempo que ha fallecido?”, se pregunta ella misma antes de darse la respuesta… “Porque, no sé, hay algo dentro de mí y de mi corazón que me dice que no lo haga, no me puedo deshacer de ella. En vida no la tuve como la tenía que tener, las cosas como son, pero ahora la tengo aquí conmigo. Es como que me protege, hay algo como que me impide que me deshaga de ella. La tengo en mi habitación y ahí se va a quedar de momento. Luego, cuando sea capaz, pues ya las esparciré”, reflexiona.

Traumática infancia

La infancia de Fani Carbajo fue muy dura. Tal y como ella recordó en un ‘Deluxe’, cuando tenía entre seis y siete años, sufrió maltrato por parte del novio de su progenitora, Vicky: "Con seis años, la pareja de mi madre nos pegaba palizas a mi madre y a mí. Me hacía sangre, me tiraba de los pelos...". Además, su madre se metió en el mundo de las drogas, viviendo situaciones tan peligrosas como esta: "De pequeña, me tragué una bolsa de pastilla con unos cuatro o cinco años pensando que eran caramelos, y me tuvieron que hacer un lavado de estómago".

La madre de Fani, drogodependiente, desapareció en octubre de 2018 hasta que su cadáver fue hallado en un viejo mercado abandonado por la zona de San Blas de Madrid. Pese a que Fani y sus familiares siempre han apuntado a un asesinato por parte de la que fuera su pareja antes de morir, según la policía, la causa de la muerte no fue más que una sobredosis, ya que no había indicios de delito en la escena del crimen.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada