Uma Thurman confiesa que tuvo que abortar cuando era adolescente

Muchas veces se critica a las mujeres que abortan, pero hay que entender la situación de cada una: "Me dolió muchísimo, pero había internalizado tanto la vergüenza que sentí que me merecía ese dolor"

uma thurman
Gtres

Uma Thurman es ese tipo de mujer que, por haber triunfado en la vida, parece que lo ha tenido siempre fácil, pero lo cierto es que la actriz de 'Kill Bill', por muy carismática que sea, no siempre ha tenido una sonrisa en la boca, y hay que remontarse a su adolescencia para descubrir uno de los episodios más duros de su vida: su aborto. La intérprete ha querido ahora escribir una carta en el periódico Washington Post para criticar la durísima y restrictiva ley anti-aborto del estado de Texas, que casi lo prohíbe en su totalidad, y para ello ha contado su propia experiencia como mujer que tuvo que abortar.

"Ha sido mi secreto más oscuro hasta ahora", asegura Thurman, que ha querido revelarlo ahora por la atrocidad que le parece esta ley, que restringe el aborto a un máximo de 6 semanas y sólo en determinadas circunstancias. Un tiempo en el que muchas mujeres ni siquiera saben que están embarazadas, y una medida clasista con la que quienes más sufren son las mujeres de pocos recursos. Por eso, la actriz ha tirado de su propia experiencia para concienciar, cuando nada más empezar su carrera vio cómo su futuro se tambaleaba por un embarazo accidental: "Al final de mis años de adolescencia, un hombre mucho mayor me dejó embarazada de forma accidental. Vivía con una maleta por Europa, lejos de mi familia, a punto de empezar un trabajo. Lo pasé muy mal pensando qué hacer. Quería quedarme con el bebé pero ¿cómo?".

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Lo que tuvo que hacer la hundió más aún en la vergüenza de que aquello le estuviera pasando a ella: llamar a sus padres: "Me preguntaron sobre el estado de mi relación, que no era viable, y me advirtieron de lo difícil que sería criar a mi bebé por mi cuenta siendo adolescente. Mi fantasía infantil de la maternidad se corrigió profundamente mientras sopesaba las respuestas a sus preguntas", ha recordado antes de añadir: "Decidimos como familia que no podía seguir adelante con el embarazo y acordamos que la interrupción era la elección correcta. Estaba empezando mi carrera, no tenía medios para darle una casa estable, ni siquiera para mí. No obstante, mi corazón estaba roto", asegura, porque a pesar de todo ella no quería hacerlo.

Finalmente fue en Alemania, acompañada de una amiga mayor que ella, donde atravesó el proceso, en el que, entre tanto dolor y vergüenza, encontró un atisbo de humanidad cuando el médico le dijo que le recordaba a su hija: "Un gesto de humanidad que se ha quedado en mi mente como uno de los mayores momentos de compasión que jamás he vivido. A sus ojos, yo era una persona, era una hija, era aún una niña", ha recordado, pero lo más duro ha sido su siguiente declaración: "Me dolió muchísimo, pero no me quejé. Había internalizado tanto la vergüenza, que sentí que me merecía ese dolor".

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Sin duda, Uma deja claro que "nadie llega a esa camilla a propósito", pero aquel episodio le hizo madurar lo suficiente como para darse cuenta de que un bebé tiene que llegar a mundo a través del amor, y no de un accidente: "Mi vida ha sido extraordinaria, a veces con dolor, retos, miedos y pérdidas, como tantas otras mujeres, pero también ha estado marcada, como para tantas, con fuerza y compasión. He concebido a mis mágicos y hermosos hijos con hombres a los que he amado y en quienes he confiado lo suficiente como para traer a un niño a este mundo. No me arrepiento de mi camino. Aplaudo y apoyo a las mujeres que escogen otras opciones. El aborto que viví de adolescente fue la decisión más dura de mi vida, que me causó angustia y a que a día de hoy aún me entristece, pero fue el camino a la vida llena de alegría y amor que he experimentado. Elegir no continuar ese temprano embarazo me permitió crecer y convertirme en la clase de madre que quería y necesitaba ser".

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Una vida feliz, a pesar de todo

Uma Thurman, a día de hoy, es una mujer completa con éxito en la vida: a sus 51 años, ha triunfado en su carrera y tiene 3 hijos maravillosos que sí han sido deseados, porque los ha traído al mundo con los hombres a los que ha querido. Se casó en 1998 con el actor Ethan Hawke, con quien tuvo sus dos primeros hijos, Maya y Levon. Su matrimonio, sin embargo, hizo aguas, y en 2005 se divorció, pero conoció al empresario financiero francés Arpad Busson, con quien tuvo a su tercera hija, Luna, en 2012.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada