Kiko Hernández presume de casa con un impresionante árbol de Navidad

El colaborador de 'Sálvame', que es ahora vecino de Rocío Carrasco, ha querido enseñar el enorme árbol de Navidad que preside el salón de su nuevo hogar.

kiko hernandez posando delante de unos árboles

    El colaborador de 'Sálvame' ha querido apuntarse a la moda de los famosos de enseñar la decoración navideña de su casa a través de las redes sociales. Kiko Hernández ha querido presumir del impresionante árbol de Navidad que preside el salón de su nueva vivienda, situada en la misma urbanización en la que reside Rocío Carrasco. Un abeto que rondará los 3 metros de altura, pues alcanza el segundo piso de su hogar.

    El de Valladolid no ha querido escatimar en gastos y por eso, ha elegido este árbol de gran tamaño poblado de adornos y luces navideñas que seguro que es un sueño para sus pequeñas, Abril y Jimena en sus primeras Navidades en su nueva casa.

    "Llegó el árbol y con él las Navidades 2021!! Felicidad para mayores y sobre todo peques de la casa!!!!! ❤️🌲#navidad #arbolnavidad #christmas #christmasdecor #christmastime", ha escrito el ex Gran Hermano junto a la imagen.

    This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    El nuevo hogar al que Kiko Hernández se mudó este verano y del cual DIEZ MINUTOS te mostró las imágenes EXCLUSIVAS se trata de un chalet de unos 700 m2 de vivienda, piscina cubierta y más de 3.000 m2 de parcela llana, con un valor de mercado actual de alrededor de 2,5 millones de euros.

    Cambia a José Ortega Cano por Rocío Carrasco

    Kiko Hernández, que antes residía en Fuente del Fresno, urbanización en la que actualmente viven José Ortega Cano junto a Ana María Aldón y en la que también tiene su hogar Gloria Camila. Tuvo que dejar su impresionante chalet de esta urbanización por la artritis psoriásica que sufre, una enfermedad degenerativa que ataca a las articulaciones provocando dolor y falta de movilidad, y que le dificulta subir escaleras.

    Kiko, de 44 años, sufre esta patología desde los 35 y, últimamente, se le ha agravado y le afecta a las manos y especialmente a las piernas, por lo que la casa de cuatro plantas con escaleras en la que vivía le empezó a suponer un serio problema y por eso decidió trasladarse.

    Aunque la casa está construida en tres plantas, es en la baja donde se ubican salón, comedor, cocina, baños y habitaciones. La planta superior está diseñada para acoger a invitados y en el sótano se ubican el cuarto de calderas, el de servicio, etc... Toda la parcela está en la parte delantera y puede entrar directamente al garaje desde la calle.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada