Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Un íntimo amigo de Eto’o, presunto abusador del hijo del jugador

Luc Ekounda, hombre de confianza del camerunés, salió de prisión el pasado febrero tras cumplir ocho meses acusado de agresión sexual al niño

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Primero fue Ronaldo y sus travestis, luego Cañizares, que está siendo investigado por un presunto escándalo sexual con menores. Pero hay otra estrella, Samuel Eto’o, que ha visto cómo su biografía se emborronaba por un supuesto caso de abusos a su hijo –fruto de su relación con la mallorquina Marian Pineda– por parte de un íntimo amigo. Luc, camerunés y hombre de confianza de Eto’o, ha estado en prisión hasta el pasado 4 de febrero acusado de agredir de forma muy grave al niño.
Ningún periódico de tirada nacional se hizo eco entonces. Sólo el diario mallorquín Última hora publicaba una semana después: “Eto’o paga la fianza para que el acusado de agredir a su hijo quede libre.”

El cuidador del niño
Todo comenzó a finales de agosto de 2006. Marian Pineda, separada del futbolista desde 2003, empezó a sospechar que su hijo podía estar siendo sometido a tocamientos tras ver un comportamiento extraño en éste. La ex mujer de Eto’o comprobó que esta actitud extraña e impropia de su edad se repetía cuando su hijo estaba con los compañeros del colegio.
Tras ponerse en manos de especialistas, el dictamen de varios psicólogos concluyó que el menor presentaba síntomas de haber sido víctima de abusos sexuales.
A partir de entonces, los familiares indagaron y descubrieron que el sospechoso podría estar vinculado al entorno de Eto’o. Marian, que llevaba ya un año enfrentada al jugador en diversos litigios, decidió denunciar a Luc, un íntimo amigo del jugador del Barça.
Meses antes, los padres del pequeño habían acordado que Luc Ekounda, que vivía en la casa del jugador en Barcelona, se encargara de acompañar a su hijo en sus desplazamientos para poder cumplir con el régimen de visitas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El jugador, “al margen”
Así consta en el auto en el que se abre proceso penal al amigo de Samuel, donde se dice que Luc “era el que atendía al pequeño cuando su padre se hallaba ausente del domicilio familiar para jugar en el F.C. Barcelona” Y añade: “En casa jugaban ambos y Luc se encargaba de bañarlo.”
En un primer momento, el camerunés no dio crédito a lo que su hijo relató. Luc era su hombre de confianza, uno de sus mejores amigos. Sin embargo, en una reunión con la psicóloga Carmen P. G. se comprometió a garantizar que el pequeño no tendría contacto con Luc y manifestó su disposición a que se averiguara lo sucedido.
Pese a todo, el niño volvió a ver su supuesto abusador los días 11, 12 y 13 de septiembre, según denunció la madre el 3 de octubre de 2006.
En julio de 2007, el amigo de Eto’o fue recluido en la cárcel. En el auto de ingreso en prisión, además de dar veracidad al relato del hijo del futbolista, se aludía con extrañeza a la postura de Samuel en este asunto: “Sorprende la actitud procesal del padre del niño, que más parece que ejerce la defensa de Luc que de los derechos de su hijo, a la vista de la claridad de las pruebas practicadas hasta este momento, y que parece mantenerse al margen del conflicto, pese a ello”.

El jugador, contra su ex
Tres meses después, en unas declaraciones ante el juzgado de Familia 16 de Mallorca, el jugador puso en duda los verdaderos intereses de la madre de su hijo: “Todo lo que Mariam me ha dicho… era pidiéndome dinero. Creo que cuando hay un problema como éste no se negocia, porque si yo hubiera negociado con dinero, Luc no estaría en la cárcel y sí, fui cabezota, por eso está en la cárcel”. Y continuaba: “La madre demuestra que todo lo que hace es a cambio de dinero porque ha negociado con mi propio hijo para tenerlo más días.”
En los ocho meses que Luc estuvo en prisión se le denegó seis veces la libertad provisional. Se argumentaba que el niño padecía secuelas. Mientras el Fiscal y la madre se oponían al recurso, parece que Samuel estaba a favor de su salida de prisión.

En libertad bajo fianza
El amigo de Eto’o abandonó la cárcel el 4 de febrero de 2008, pero se le prohibió acercarse a menos de mil metros del hijo de futbolista durante seis meses.
Luc, que se había declarado insolvente, tuvo que pagar 10.000 euros de fianza. Este dinero fue depositado el mismo día que salió la resolución y algunos señalaron a Eto’o. Así lo hizo el diario Última hora el 15 de febrero: “Una mujer llamada María Araceli Calvo Flores, que figura como apoderada de la sociedad Bulte 2002 Empresarial S. L, propiedad de Eto’o, fue la encargada de llevar el dinero”. El diario seguía: “Sorni, el abogado de Luc, tiene estrechas relaciones con don Cristóbal Martell, abogado de Eto’o, que siempre ha pedido la libertad del acusado a pesar de la gravedad de los delitos que se imputan al amigo y compatriota de su cliente.”
Todavía no hay fecha para el juicio en el que se resolverá si el amigo del futbolista es culpable o inocente de abusar del niño. Cuando llegue ese momento, Eto’o tendrá que ‘jugar’ uno de los partidos más difíciles de su vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad