Los ‘meta selfies’ dominan Instagram: descubre su significado

¿Por qué Kim Kardashian y Bella Hadid apuestan por el mismo tipo de fotografías? Estas son las diferentes lecturas de la última obsesión de las redes sociales.

los metaselfies la nueva tendencia en instagram y otras redes sociales
Instagram / Hearst

En 2014, Instagram se adentró en nuestras vidas para hacer de la estética y de la perfección de tintes Pinterest sus máximas. Los ‘selfies’ pasaron de ser patrimonio de Paris Hilton y de su círculo de amigas privilegiadas a convertirse en parte de nuestro día a día, hasta el punto que pasamos de obsesionarnos con imágenes perfectas dignas de editorial de revista de moda a abrazar las imágenes menos nítidas y más caseras. ¡Si incluso el denostado ‘selfie stick’ consiguió ponerse de moda! Por si fuera poco, las poses sensuales y las sonrisas perfectas dejaron paso también a los ‘selfies’ en los que las celebridades se retratan a sí mismas llorando.

Por ello, la perfección ha dejado de ser la norma en las redes sociales (en las que nos hacemos siete fotografías antes de subir la definitiva), y en un nuevo giro de guión, la Generación Z quiere rebelarse contra los que la acusan de ser una generación descaradamente narcisista dejando al mundo bien claro no sólo que se enorgullecen tanto de su imagen que incluso capturan su reflejo, sino que son conscientes de que las redes han sobreexpuesto su existencia. Esas dos ideas son las que reflejan los ‘meta selfies’, que no son otra cosa que fotografías del propio ‘selfie’.

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Este tipo de fotografías se adentró durante el confinamiento en nuestro imaginario virtual para no abandonarlo. Las redes se llenaron entonces de imágenes aparentemente descuidadas (aunque bien sabemos que no es así) en las que la presencia del marco del espejo, la funda del teléfono o el objetivo de la cámara venían a demostrar que la naturalidad era nuevo el objetivo del universo digital. Desde Alexandra Pereira hasta María Pombo, las reinas de Instagram pusieron en marcha esta tendencia destinada a renovar el universo de los ‘selfies’.

Creatividad y dominio de la narrativa

Tras haber dejado atrás el confinamiento, celebridades como Dua Lipa, Bella Hadid y Kim Kardashian toman las nuevas fórmulas creativas nacidas del aislamiento y llenan ahora sus perfiles de imágenes en las que presumen con orgullo de su reflejo y de la consciencia de la hiper vigilancia (de ahí que algunos hablen de la estética ‘surveillance chic’) y de que están siendo juzgados. Sirve también como una lucha contra la forma en la que históricamente la historia del arte y de la fotografía ha vigilado a las mujeres, que al ser representadas siempre han sido conscientes de estar siendo observadas. Como señala John Berger en ‘Modos de ver’, dentro de estas convenciones, los hombres ven, mientras que la cualidad de las mujeres es la de ser vistas. Por eso, la tendencia del ‘meta selfie’ es también una forma de demostrar que no son sólo los hombres los que tienen agencia, pues las mujeres no se limitan a aparecer, sino que también envían mensajes con su imagen. Así se adueñan de la narrativa y ponen en marcha una construcción que se rebela contra esa mirada masculina contra la que quieren luchar fotógrafas como Petra Collins, una de las preferidas de Selena Gomez, que cuenta con muchas imágenes en las que diferentes mujeres se fotografían a sí mismas.

El ‘meta selfie’ se ríe de su propia vanidad

Este nuevo tipo de imagen sirve por ello como zancadilla a quienes se ríen de las llamadas "generaciones selfie", pues el ‘meta selfie’ se ríe de su propia vanidad. Si antaño los ‘influencers’ se las veían y deseaban para tomarse fotografías en el espejo sin que se vieran las cámaras, ahora lo que las redes buscan es que se exponga la parafernalia. La experta en psicoeducación empresarial Ire Martin nos da su opinión sobre esta tendencia cada vez más habitual en las redes sociales. “Desde un punto de vista creativo, el ‘meta selfie’ es el reto de sacarle más jugo al clásico selfie. Parece un plano inocente que aporta poco, pero que al abrir plano también aumenta la historia que cuenta, ese ‘behind the scenes’ y esa narrativa que muchas veces se busca en redes sociales para acercarnos al usuario y aportar transparencia. Como puede salir el trípode, el espejo o lo que hay alrededor, no existen ya secretos entre quien saca el ‘meta selfie’ y quien lo mira. En un momento en el que todo está inventado, la batalla por la atención necesita encontrar matices y detalles para seguir haciendo lo mismo pero teniendo resultados mejores. En este caso, lo que se persigue es retener unos segundos más al usuario, que busca detalles, y además quiere hacerle sentir parte de la historia”, comenta.

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Cuando Kim Kardashian subió a sus redes su ‘meta selfie’ enfundada en un look de Balenciaga, no sólo fotografió su reflejo en el espejo, sino que hizo alusión a él en el texto ("Cuando observo mi reflejo, puedo decir que estoy orgullosa de la mujer que veo en el espejo", escribió) y dejó bien claro que sus ‘meta selfies’ son en realidad una pequeña trampa, pues quien toma la imagen ni siquiera es ella. En el caso de Kardashian, se trata de darle un nuevo giro a la tendencia para volverla aún más innovadora.

En 2016 fue Bella Hadid (una de las precursoras de las fotografías en las que las famosas aparecen llorando) la que asentó las bases a esta tendencia, pero lo hizo de una forma completamente diferente a la que hoy abrazamos. Al fin y al cabo, el ‘meta selfie’ que ponía en marcha la modelo se basaba en fotografiarse a sí misma ante los carteles publicitarios que protagoniza. “Para las celebridades, el ‘meta selfie’ refuerza la autoridad mostrando el realismo de su trabajo en lonas de un edificio o marquesinas de autobús”, apostilla Ire Martín.

"El ‘meta selfie’ refuerza la autoridad" (Ire Martín)

Pero, ¿por qué esta obsesión por la fotografía dentro de la fotografía? ¿Qué quiere decir esta tendencia desde una perspectiva social? “Pasamos de la individualidad egoica del selfie, donde se idolatra a su protagonista, al ‘meta selfie’, donde el usuario también juega un papel y se cuela en la escena pareciendo que es quien hace la foto y escoge el encuadre. En cuanto a la narrativa, no deja de ser un elemento potenciador de la marca personal y el ‘storytelling’, ya que todas las fotos que podemos encontrar bajo el ‘hashtag’ #metaselfie tanto de celebridades, ‘influencers’ o usuarios anónimos cuentan una historia que suele salirse del encuadre perfecto que se publica, pues en él se cuelan elementos menos “instagrameables” y más reales, que es la demanda de las nuevas generaciones", concluye. En definitiva, esta tendencia es una forma más de liberarnos contra el yugo de la perfección.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada