Tamara, la ex de Kiko: “Soy la Paris Hilton de España”

Como la heredera, tiene que ponerse delante de un juez por culpa de una infracción de tráfico. ¿Su delito? Conducir sin licencia

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por lo menos, la ex de Kiko Rivera se toma con sentido del humor su último incidente. El martes 17 Tamara fue ‘detenida’ en plena Plaza de Colón de Madrid. ¿El motivo? Conducir sin licencia una moto de baja cilindrada.
Pese a que algunos explican que la bailarina recibió el alto cuando se saltó un semáforo en rojo, Tamara insiste en que ella no cometió ninguna infracción: “Me pararon sin motivo aparente, supongo que para hacer la gracia del día, porque si yo me hubiera saltado el semáforo en rojo, también lo hubiera hecho mi novio, que estaba conduciendo a mi lado.”

“¡Se acercaron ocho policías!”
No sólo eso, pues para la mozarrona la situación resultó algo exagerada: “¡No puedo entender que se acercaran ocho policías para pedirme explicaciones!”, me confiesa sorprendida e indignada.
Sea como fuere, semejante folletín deberá dirimirse en los tribunales. El próximo lunes tiene previsto prestar declaración en un juicio rápido en el que se decidirá si se le interpondrá una multa económica o una pena de prisión (desde el día 1 de junio los delitos de esta índole se juzgan por la vía penal) que nunca superaría los tres meses (por lo que no llegaría a pisar la cárcel).
Tamara quiere demostrar que no tenía su carné porque “estaba tramitándose en el momento en que me pararon”. También dice que no puso en peligro ni su integridad, ni la de otros conductores: “Llevaré los papeles a los juzgados para que nadie me diga que miento”, puntualiza con voz firme.

El susto de su abuela
Tamara ha decidido tomarse con humor el asunto de marras: “Me he dado cuenta que con esta historia de la moto soy la Paris Hilton de España, me he ganado el título.” Eso sí, Tamara es mucho más natural, espontánea y divertida.
No obstante, hay algo que no perdona: su abuela necesitó llamarla por teléfono para comprobar que no estaba encarcelada. “La pobre llegó a pensar que estaba en prisión. La verdad es que el momento que le hicieron pasar no se lo perdono a nadie”, dice.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad