Patricia Conde y Dani Martín: Sé por qué rompisteis

La presentadora no soporta el éxito de Dani con las mujeres. Carlos Moyà ya la dejó en 2003 por su carácter posesivo...

Seguimos siendo amigos”. Patricia Conde ha pretendido sentenciar de una manera muy diplomática su inesperada separación del guapísimo Dani Martín. Sin más explicaciones. Qué bonito. Quince meses de amor y, ahora, tan colegas. Pero lo que me cuentan las malas lenguas tiene mucha más chicha que todo eso…

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La presentadora de Sé lo que hicisteis… es una mujer muy posesiva que no soporta el éxito con las mujeres del vocalista de El Canto del Loco. Harta de ver a su chico rodeado de guapas admiradoras, tanto en los conciertos como en las series que protagoniza, la que fuera Miss Valladolid ha dado por finalizada la relación. Si preferís, os doy la versión cantada por Tamara: “Celos son puñales que se clavan en el fondo de mi alma y me van a destrozar…”

Harta de las fans
Al grano. Me cuentan que la Conde está harta de ver a decenas, cientos de fans, arremolinadas día y noche (sobre todo, noche) alrededor de su novio. Para evitar tentaciones, Patricia ha sido su inseparable groupie en la gira que ha llevado a Dani por toda la piel de toro. Ahí, me aseguran, torcía el gesto ante las admiradoras de buen ver que querían acceder a los camerinos para estar más de cerca de su ídolo.

“Dani estaba muy pillado”
El pasado 21 de junio, en el Palacio de los Deportes de Madrid, Patricia ya no ejerció de ‘novia de’. Aunque acudió con la madre de Dani, con la que tiene una excelente relación, la presentadora abandonó el recinto con un amigo y no acudió a la cena prevista para después del concierto. Dani tampoco asistió. Minutos antes comentó con sus más cercanos lo duro que es vivir una ruptura. Por eso algunos piensan que todavía es posible una reconciliación.

Hay que recordar que Patricia y Dani vivieron un amor de juventud que retomaron en marzo de 2007, cuando ella se fue a vivir, sin saberlo, a la misma urbanización del cantante, a las afueras de Madrid. Una fiesta de inauguración de la casa de Patricia fue la excusa perfecta para que volviera a surgir la chispa entre ambos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Estaba muy pillado. Patricia le daba tranquilidad”, me confiesan amigos del cantante, que se enamoró “de una tía muy maja y muy humilde”. Él mismo lo reconocía en la solapa de su último disco, Personas, al cumplirse un año de su segunda oportunidad: “Quiero agradecer a Patricia por haberme regalado el equilibrio y la realidad. Eres lo más bonito de mi vida, eres gigante y la suerte de mi vida”. Hasta que llegó la rubia presentadora, al líder de El Canto del Loco, de 31 años, sólo se le había conocido un romance con Amaia Montero, ex vocalista de La Oreja de Van Gogh y muchas amigas con ‘derecho a roce’.

Iba con Moyà a los torneos
El currículo amoroso de Patricia, de 28 años, ha dado algo más que hablar. Tuvo un mediático idilio con Carlos Moyà, al que también escoltó a los torneos durante tres años, hasta que un Conde de Godó en 2003 se la empezó a echar de menos. Entonces, fue el tenista quien dio por finalizada la relación, dicen que cansado de su carácter posesivo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad