Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Kate nos ‘Moss-quea’. ¿Embarazada?

Su cuerpo –menos mal– ya no es el de antes. Barriga, más pecho y ¡sorpresa!: nada de alcohol…

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Una de dos: o está esperando un bebé o ha recurrido al chocolate para superar su ruptura con Jamie Hince. Lo que está claro es que el tipo de la Moss ha mutado. De ser un esqueleto andante, ahora nos enseña barriguita y más talla de pecho en las aguas de Cerdeña. Y para colmo ha cambiado las cervecitas por una ¡botella de agua! Embarazo fijo…

Por si esto fuera poco, la Prensa inglesa asegura que hace unos días la pillaron comprando unas cremas antiestrías y ropa de bebé en una de las tiendas más exclusivas de Londres.

Doherty vuelve a la carga
De confirmarse la noticia, ¿quién sería el padre? Dos parecen ser los candidatos: el cantante de The Kills –su novio oficial hasta hace dos semanas– y Pete Doherty. Sí, el politoxicómano confeso ha vuelto. Dicen que desde que se enteró de que la modelo está libre, no para de mandarle mensajitos de móvil. “Cuando leyó que la relación entre ella y Hince no marchaba bien, volvió a la carga. Pete la echa de menos y está convencido de que van a volver a estar juntos. Kate le sigue queriendo con locura”, confesó un amigo de Doherty, que añadió: “Jamie está furioso desde que se enteró de que su chica y Pete habían retomado el contacto perdido.”
Viendo lo que se avecina, esperamos de corazón que el aumento de peso de la top Kate Moss se deba simplemente a una indigestión…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad