Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Paquirrín en la playa

El hijo de Isabel Pantoja se lo pasa pipa en Cádiz. Como este verano no le acompaña ninguna novia, está disfrutando de lo lindo con sus amigos

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cada uno se divierte como puede… Y está claro que a Kiko Rivera la playa le pone de lo más contento. Así de repanchingado le pillamos en Cádiz. Definitivamente, este año no le acompaña ninguna novieta. Si hubiese estado con una chica, seguro que habría chapoteado con ella. Aun así, el hijo de la Panto se lo pasó pipa: remojo va, remojo viene y ¡flota que te flota! Es evidente que Kiko sabe divertirse. Y a falta de novia, pues tiene a los chicos de su pandilla. Con ellos se va muchas veces a hacer sus bolos por España, donde las chicas se lo rifan. Y es que ahí donde se le ve, con su casi eterna barriguita y su visible pérdida de cabello, Paquirrín es todo un latin lover.

Las chicas quieren sus besos
Hace unos días Kiko arrasó en una discoteca de Lleida a la que asistió como invitado estrella. Las jovencitas no dejaron de abalanzarse a su cuello, hacerse fotos con él, pedirle besos, autógrafos… Y él, encantado, por supuesto.
“Hay altas, bajas, morenas… y todas guapísimas. Se agradece que la gente venga a verte, que te apoye. Es algo que me llena de orgullo. La gente me quiere, no sé por qué, pero me quiere…”, comentó entre risas. Pero dejó claro que él, de momento, no desea tener pareja: “Quiero seguir soltero. Ya sabes, mejor solo que mal acompañado”, sentenció. ¿Por quién lo diría? María Lapiedra tiene todas las papeletas. Dicen que después de que se hicieran públicos sus encuentros secretos, él no quiere saber nada de la ex actriz erótica. Con la que se lleva de maravilla es con Tamara. Tras una etapa en la que ni siquiera se hablaban, ambos han recuperado la amistad. Incluso ahora salen juntos a disfrutar de la noche madrileña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Quiere ser actor
Pero Kiko guarda un gran secreto. El hijo de la Pantoja ya ha descubierto su verdadera vocación: nada de notarías ni horarios de oficina. Él quiere ser artista, como mamá. A Kiko le atrae el Séptimo Arte. Al menos eso dijo Ramiro Lapiedra en ¿Dónde estás corazón? hace unos días. Eso sí, matizó: “No quiere ser actor porno. Él prefiere el cine convencional.” ¡Qué respiro! Por lo pronto, ya se ha dicho que no era cierta la suculenta oferta de ¡Mira quién baila! ¡Una pena!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad