Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Letizia, la princesa de Pekín

La mujer más elegante del mundo asistió a la apertura de los Juegos con abanico español

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Haciendo gala de su nuevo título de segunda mujer más elegante del mundo –según las lectoras de Vanity Fair– la Princesa de Asturias dio en el clavo al escoger un vestido estampado con bambúes. Con ese estilo tan oriental presenció junto a Don Felipe la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín.

El espectáculo, dirigido por el cineasta Zhang Yimou (La maldición de la flor dorada), fue para muchos simplemente perfecto. La gala derrochó grandiosidad y originalidad, pero se celebró en un ambiente de calor y humedad casi insoportable. Sentada en el palco de autoridades, Letizia intentó mitigar la asfixiante temperatura a golpe de abanico español. No fue suficiente. Al final, saltándose el protocolo, su marido se quedó en mangas de camisa.

Don Felipe se emocionó
Por el Estadio Nacional de Pekín, conocido como el Nido de Pájaro, desfilaron los deportistas de 204 países. Cuando le tocó el turno a la delegación española, el Heredero saludó con emoción. Él también fue olímpico en los Juegos de Barcelona 92.

atrasobares@hachette.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad