Gemma Mengual: ¡A por el niño!

La nadadora, de 31 años, piensa en la retirada para cumplir su otro sueño: casarse y ser madre

Colgar el bañador y tener un hijo. Tras convertirse en ‘la sirena de plata’ de la natación sincronizada, junto a su compañera Andrea Fuentes, Gemma Mengual confesó a Elle: “Quiero dejar la natación y ser madre.” ¿El papá elegido? Un apuesto joven con el que sale desde la pasada primavera, tras romper con el actor Enrique Arce.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Su nuevo amor fue testigo del histórico logro en los Juegos Olímpicos de la laureada nadadora, dueña de más de 30 medallas entre Mundiales y Europeos. Nosotros hablamos con ella en Pekín.

¿Estás feliz?
Muy feliz. El ambiente de unos Juegos Olímpicos te conquista. Es extraordinario. Algo único.

Es la recompensa a muchos años de dedicación, claro…
Desde los ocho años estoy en la piscina.

¿Por qué la natación sincronizada?
Querían que hiciera deporte y un día fui a ver a mi prima, que hacía ‘sincro’. La vi, me gustó y me inscribí en el Club Natación Kallipolis de Barcelona. Incluso esa suerte tuve.

¿Has calculado las horas de entrenamiento que llevas en todos estos años? Creo que te levantas a las siete de la mañana…
Por término medio, seis horas diarias. Unos días entreno cinco; otros, nueve… Depende del momento.

“No soy de lágrima fácil”

Al recoger la medalla de plata te has emocionado, pero te cuesta llorar…
Pues sí. A veces lo hago, de emoción o porque esto es muy duro, empezando por los entrenamientos. Pero no soy de lágrima fácil.

¿Cómo es tu relación con la seleccionadora Anna Tarrés? ¿De amor y odio?
Hay momentos para todo. A veces parece que el entrenador no es humano, hasta que terminas por entenderlo.

¿Qué te reporta todo este sacrificio?
Me ha formado como deportista y como persona.

¿La ‘sincro’ te ha resuelto la vida?
Me ha abierto muchas puertas. He progresado.

¿Se puede llevar una relación con este ritmo de vida?
Perfectamente. Pero es que mi novio tiene mucha paciencia. Como cuando llego a casa destrozada por los entrenamientos... Pero nuestra vida de pareja es normal, como la de tantas.

¿Él es deportista?
No tiene nada que ver con esto, pero está familiarizado con el ambiente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Gemma es muy elegante”

La otra cara de esta plata olímpica de Pekín, Andrea Fuentes, de 25 años, aparcó sus estudios de informática para ser la compañera de Gemma. Y también su mayor fan, o así parece…

¿Qué es Gemma para ti?
Un referente.

¿Te ha hecho sufrir?
Me ha enseñado.

¿Mucho?
Claro. La he observado para compenetrarme. La pregunto hasta lo que piensa. Con ella he aprendido a hacer del agua mi hábitat. No poseo tanto talento, pero lo suplo con trabajo.

¿Y qué te ha contagiado?
Serenidad, tranquilidad. Ella es muy elegante y flexible. Yo soy más explosiva y compacta.

O sea, que sois la pareja perfecta.
Por lo menos, estamos sincronizadas, ¿no?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad