El Rey se golpea en un ojo

Juan Carlos de Borbón presidió una nueva recepción a embajadores de terceros países en España con un ojo amoratado e hinchado y con una llamativa tirita que tapaba una herida en la nariz.

El Rey Juan Carlos sufrió un pequeño accidente doméstico en el Palacio de la Zarzuela que le causó un hematoma en el ojo izquierdo, lo que no le impidió continuar su actividad oficial pública. Según fuentes de la Casa del Rey, el monarca se golpeó accidentalmente cuando iba a abrir una puerta y, desde el otro lado, un ayudante la abrió a su vez para franquearle el paso. El rey se golpeó con el canto de la puerta en la cara, lo que le ocasionó un hematoma visible en el ojo izquierdo y la nariz.
Este percance doméstico no le generó problemas para que el Rey Juan Carlos acudiera al Palacio Real para recibir las cartas credenciales de cinco nuevos embajadores, ceremonia en la que estuvo acompañado por la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, y el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno. Antes de recibir a uno de los embajadores, el rey comentó en tono distendido con la ministra de Exteriores los pormenores del percance.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad