Arantxa e Isabel confiesan su vida

Arantxa Sánchez Vicario e Isabel Sartorius han confesado los pesares de su vida en dos libros que han desatado el escándalo en toda la sociedad española.

Las memorias de Isabel Sartorius, 'Por ti lo haría mil veces', verán la luz en algunos días, pero ya han salido a la luz algunas de las declaraciones de Isabel. Quien fuera novia del príncipe Felipe no se deja en el tintero su noviazgo con el heredero y, según el medio, "ahora se entiende que el gran impedimento a su noviazgo no fue el divorcio de sus padres". En estas memorias, Isabel Sartorius cuenta lo que le sucedía a su madre pero afirmaba: "No tengo rencor a mi madre. Era como una niña pequeña. Una mujer sensible y débil que se convirtió en una adicta". Sartorius dedicaba unas palabras al Príncipe de Asturias: "La gente no se imagina el extraordinario ser humano que es Felipe de Borbón y cómo me ha apoyado en los momentos difíciles", en cuanto a su relación explicaba: "Felipe supo apoyarme y entenderme" y añadía: "Fue el gran bastión de mi existencia, cuando tuve que afrontar terribles problemas familiares que superaban la capacidad de mis veinte y pocos años". "No son unas memorias al uso, sino una especie de manual de autoayuda donde a través de mis vivencias personales y del sufrimiento de mi madre, que fue drogodependiente, analizo en cada capítulo la manera de afrontar determinadas situaciones". Si no hubiera sido pareja del heredero, la vida de Isabel Sartorius habría sido muy parecida a la de otras mujeres en lo referente al drama que vivió con su madre, Isabel Zorraquín, adicta a la cocaína. Un drama terrible pero privado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Arantxa Sánchez Vicario reclama a su padre 14 millones de euros en los tribunales

Arantxa, en tela de juicio
A pedazos. Aquella idílica familia que aparecía siempre unida en las imágenes post-victoria de Arantxa Sánchez Vicario, la niña de oro del tenis español, está completamente rota. Pero el conflicto no es nuevo. El enfrentamiento estalló mucho antes de la publicación de ¡Vamos! Memoria de una lucha, las polémicas memorias de la laureada deportista, en las que denuncia que sus progenitores la dejaron “endeudada”. En 2010, Sánchez Vicario llevó a su padre a los tribunales, acusándole de la apropiación indebida y la administración desleal de unos catorce millones de euros pertenecientes a su patrimonio, que ella calcula en 45 millones. Además, se habla de una querella criminal admitida a trámite en los Juzgados Penales de Andorra La Vella, interpuesta el 20 de diciembre de 2010 por Arantxa Sánchez Vicario, en la que constan como imputados Emilio Sánchez Benito, padre de la extenista, y su abogado, Bonaventura Castellanos Matodorrona, por los presuntos delitos anteriormente citados: apropiación indebida y administración desleal. En la misma, la deportista y su equipo de abogados describen presuntos desvíos de fondos de las cuentas de ésta por importe superior a los seis millones de euros a paraísos fiscales como Suiza, así como la compra de vehículos de alta gama a favor de terceros.
Juan José Burgos-Bosch, abogado de Sánchez Vicario, afirma que, en la misma querella, la actual capitana del equipo español femenino de Copa Davis acusa a su progenitor de haber invertido supuestamente en su nombre 3,5 millones de euros en fondos de Madoff sin su consentimiento. En el escrito presentado en los juzgados, otro de los hechos por los que se requiere una reacción penal, sería la misteriosa “desaparición de 5,5 millones de euros” que ésta tenía pensado destinar a sufragar la deuda contraída con la Hacienda española. La suma total de las reclamaciones de la tenista alcanzaría por tanto los catorce millones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad