Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Maxim Huerta, sin pelos en la lengua

El periodista nos cuenta sus proyectos y opina sobre el caso Nóos: “Quiero que la justicia sea igual para todos, como dice Casa Real”

Es la mano derecha de Ana Rosa. Este verano cumplirán siete años juntos. A sus 41, nos habla del momento personal que vive y de la actualidad.

¿Qué piensas del caso Urdangarin?
Por lo que se ve, es un sinvergüenza, ¿no?

¿Crees que le condenarán?
Que la justicia sea igual para todos, como dice Casa Real.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cómo ves el papel de la infanta Cristina?
Si forma parte del entramado como socia de la empresa –tan tonta no sería ¿no?–, deberían llamarla a declarar. Aunque ahora, con la acusación civil de Manos Limpias, supongo que la llamarán. A mí me gustaría que fuera.

Además del caso Nóos, ahora nos ha sorprendido la guerra de Arantxa Sánchez Vicario con sus padres…
Es una pena. No sé dónde e

stá el problema, cuando han estado tan juntos durante tanto tiempo. No sé qué ha pasado para que rompan.

¿Con quién estás?
No creo en los buenos ni en los malos. Todos tienen algo de culpa, incluso el marido de ella.

Maxim está viviendo un momento especial en su trayectoria profesional

A nivel profesional, ¿cambiarías esta etapa de AR por la de los telediarios?
Ni aunque tuviera 30 años volvería a los telediarios.

¿Te desmelenas en el programa de Ana Rosa?
A veces soy prudente, he tardado en decir lo que pienso.

Veo que no te callas…
No, no me callo. Me gusta discutir con Ana en directo.

¿Con qué sueñas?
Con ser corresponsal en París. Voy todas las tardes a clase de francés. Es la ciudad en la que me gustaría vivir.

¿Estás enamorado?
No tengo pareja. Estoy soltero y tengo los dos lados de la cama para mí.

¿En qué inviertes?
En viajar, en descansar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Te han diagnosticado diverticulitis, ¿cómo te afecta en tu vida normal?
Mucho. No me pueden quitar el intestino porque estoy invadido. Si tengo perforaciones o inflamaciones me tienen que ingresar. Puedo comer pocas cosas, pero me cuido mucho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad