Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Miguel Boyer en estado grave tras sufrir un derrame cerebral

El que fuera ministro de Economía y Hacienda en el primer Gobierno de Felipe González fue trasladado la noche del lunes desde su domicilio en Puerta de Hierro (Madrid) a la clínica Ruber Internacional, donde ayer fue operado con éxito.

Los cirujanos lograron cortar la hemorragia cerebral y lo ingresaron en la UVI. El equipo médico informará hoy sobre su estado de salud, aunque habrá que esperar a su evolución durante las próximas 48 horas para poder hacer un diagnóstico más fiable y conocer posibles secuelas. Boyer, que acaba de cumplir 73 años, llevaba una vida activa. Forma parte de los consejos de administración de Reyal Urbis, Red Eléctrica de España (REE) y del Consejo Asesor Internacional de la multinacional Bosch. Según fuentes cercanas al exministro, durante el último año ha dedicado su tiempo, además de a las citadas empresas, cuyos consejos se reúnen una vez al mes, al estudio de asuntos económicos y a impartir conferencias.
Licenciado en Ciencias Económicos y en Ciencias Físicas, es uno de los economistas más brillantes de España, aunque su trayectoria ha sido muy polémica. Tras su ruptura con el PSOE, Miguel Boyer se acercó al PP, hasta el punto de que ingresó en FAES, el laboratorio de ideas que preside José María Aznar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los cirujanos han logrado cortar la hemorragia cerebral que sufría y lo han trasladado a la UVI, donde pasará todo el día.

Se distanció de los populares por el apoyo a la guerra de Irak y experimentó un nuevo acercamiento a los socialistas en la segunda legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, que lo puso al frente de la Comisión Asesora de la Competitividad y le abrió las puertas de REE, participada por el Estado a través de la Sepi. En la inmobiliaria Reyal Urbis entró en representación de una de las empresas del constructor José Ramón Carabante, el que fuera dueño del equipo de Fórmula 1 Hispania. Carabante, también rodeado por la polémica, lo puso al frente de su área financiera en 2007.
Boyer siempre fue conocido como "el superministro". Durante su gestión se produjo la expropiación del grupo Rumasa, que le valió la enemistad de José María Ruiz-Mateos, que llegó a agredirle en 1989, con aquel famoso "que te pego ¡leche!".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad