Rafael Amargo se sincera, en exclusiva, para QMD!

Está sufriendo en el papel de amante. Pero el bailaor combate su desamor con un juego muy divertido: cambiar sus zapatos por las botas de tacos, los guantes de boxeo y el traje de luces.

¿Qué hubieras querido ser de no haberte dedicado al baile? Ésta es la pregunta que le planteamos al bailarín y coreógrafo Rafael Amargo y no lo ha dudado ni un instante: boxeador, torero, jugador de fútbol y actor. Lo subimos a un ring, lo llevamos a la Escuela Taurina, lo plantamos en un campo de fútbol y (casi) lo metimos entre las ruinas de un templo egipcio. A partir de este miércoles, con el nuevo número de la Revista Qué Me Dices que ya tienes en tu kiosko, podrás conocer los secretos más íntimos del bailaor.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad