Elena Tablada y David Bisbal hacen las paces

David Bisbal y Elena Tablada han fumado la pipa de la paz antes de que las cosas llegasen a mayores.

Desde que en junio decidieran poner fin a su relación la ahora expareja se encontraba estancada en un tira y afloja por las condiciones de su separación, ya que, aunque no llegaron a casarse, tienen una hija en común, Ella, de dos años. El artista y la diseñadora han llegado a un acuerdo, evitando que un juez decida por ellos los términos de la separación. David Bisbal acaba de comprar un piso de 130 metros cuadrados en Soto de La Moraleja (Madrid), a donde Elena y Ella se mudarán en las próximas semanas, y del que la pequeña será usufructuaria hasta que cumpla los 24 años. A parte de los 600.000 euros que ha costado la vivienda, el artista desembolsará otros 9.000 para que su exnovia la amueble. Así las cosas, el ex triunfito podrá volver a su residencia de Ciudalcampo, donde hasta ahora vivía su ex con Ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La pareja, que se habla a través de sms o de sus familias, ha hecho un esfuerzo para entenderse

Elena aprovechó la Semana Santa para sacar sus pertenencias de su antiguo hogar con la ayuda de su actual novio, el empresario David Arigita. Una mudanza que resultará dura para la diseñadora, que pasará de vivir en una casa de 1.500 metros cuadrados a un piso de 130, y en el que ha de compartir piscina y jardín. En cuanto a la mensualidad que Bisbal tiene que pasar para la manutención de su hija, Elena, que pidió un aumento, seguirá recibiendo 1.000 euros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad