Adriana Abenia calienta motores

Adriana Abenia y su novio, Sergio Abad, disfrutaron de unos días de vacaciones en Cádiz. Serán sus últimas vacaciones de solteros ya que la feliz pareja por fin ha dado el paso de casarse después "de toda la vida juntos"

image
1 de 10
¡Qué 'pibón'!

Adriana Abenia (29) lució cuerpazo y aprovechó para relajarse con si novio antes de los preparativos de la boda.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Se nos casa

La reportera, que ya anunció la boda con su novio de toda la vida, se fue con él de escapada romántica a Cádiz, aprovechando su último viaje de solteros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Por fín dan el paso

"Estoy temblando. Me ha pillado desprevenida. Tengo a toda la familia llorando porque se acaban de enterar. Estoy feliz… ¡Me caso!". Así anunció la reportera hace tres meses su boda con Sergio Abad.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Amor para siempre

El afortunado es un guapo zaragozano con el que lleva "toda la vida" y del que se confiesa "locamente enamorada".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Volviendo a la infancia

Adriana se lo pasó como una niña jugando en la playa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Ese culete

Con tanto juego la braguita del bikini se le bajó dejandonos est imagen...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Cuidado con los pulpos

Las olas le parason una mala pasada y le bajaron el bikini. Cuidado, Adriana, que hay mucho pulpo suelto...

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Esas miraditas

Pillamos a Sergio Abad echando unas miraditas al trasero de su novia. Normal, con ese cuerpazo, ¿cómo resistirse?

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Calentando motores

En su escapada a Cádiz, Adriana y su futuro marido parecían estar calentando motores para su inminente matrimonio y posterior luna de miel. ¡Qué bonito es el amor!

 

 

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Como adolescentes....

Llevan juntos desde que eran adolescentes, pero se comportan como si acabaran de encontrarse: ¡qué derroche de pasión!

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad