Alejandro Sanz en el Ártico

Alejandro Sanz, uno de los cantantes más solidarios, se une a la opganización ecologista Greenpeace y se va de expedición al Ártico para concienciar a la población sobre el cambio climático.

image
Salvando el Ártico

Alejandro Sanz se fue de expedición hasta el Ártico junto con Greenpeace para concienciar sobre el cambio climático en la campaña 'Salva El Ártico'.

1 de 10
Tras la pancarta

Desde lo alto del glaciar de Apusiaajik (Groenlandia) el músico desplegó una pancarta de dos metros con el lema "Salva el Ártico".

 

2 de 10
En equipo

Alejandro Sanz, junto a otras 15 las personas han iniciado la expedición en la que se desplazan unidos por cuerdas y que están observando los efectos del cambio climático y cómo la nieve está desapareciendo.

3 de 10
Un paisaje inigualable

El cantante que, a través de su teléfono, ofreció una entrevista y dijo: "Te voy a mandar una foto de lo que estoy viendo ahora mismo… ¡Es una maravilla! Bueno, mientras tanto, te lo cuento: tengo delante el fiordo y alrededor cientos de icebergs que se van moviendo. Al fondo se ve el casquete polar”.

 

4 de 10
Protagonista

Protagonizando este cartel, el cantante Alejandro Sanz anima a todos a unirse a la causa por el Ártico.
 

5 de 10
Protejamos el planeta

La expedición pretende documentar los efectos del cambio climático en esta última frontera natural y difundir la necesidad de proteger la zona de la extracción de petróleo y la pesca industrial.

 

6 de 10
Incríble experiencia

Durante la expedición el cantante ha ido grabando un video para documentarlo todo, en el dice "Hola mi gente estamos en un iceberg en medio del Ártico y yo quería dar las gracias por todo el apoyo que habéis dado a la campaña "Salva el Ártico". Vamos a seguir trabajando, muchas gracias”.

7 de 10
Los compañeros

El cantante español trabajó mano a mano junto a los expedicionarios de Greenpeace.

8 de 10
El Ártico

Este es el paisaje que ha podido disfrutar Alejandro Sanz estos días. Según un informe de Greenpeace, el Ártico podría quedarse sin hielo dentro de 10 o 20 años, con graves efectos sobre la población, la fauna y flora y la economía.

 

9 de 10
Una comparación...

Alejandro comenta "Cuando llegué al fiordo y vi todo esto me di cuenta de la maravilla que es y de cómo lo estamos destruyendo. Todas las comparaciones son malas, pero yo diría que es como ver muriéndose poco a poco a un elefante".

10 de 10
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad