Kiko y Jessica llegan a un acuerdo

Tras muchos meses de peleas y discusiones, por fin Kiko Rivera y Jessica Bueno han llegado a un acuerdo regulador sobre la custodia de su hijo. Todos los cabos están atados, por lo que en principio no habrán más discusiones por un largo tiempo... Ella tendrá la custodia, y compartirán la patria potestad del pequeño Francisquito

image
1 de 10
Por fin un acuerdo

Jessica y Kiko por fin se dan tregua a su eterna pelea tras llegar a un acuerdo regulador por el pequeño Francisco.

 

2 de 10
Cómo cambian las cosas...

Hace sólo nos meses de esta tierna imagen en la que los padres estaban felices y juntos con su Francisquito. Ahora, la expareja ha acordado compartir la patria potestad del pequeño aunque la guardia y custodia la tendrá Jessica.

3 de 10
Para la época de frio

El acuerdo dice que el padre podrá permanecer con el niño las tardes del martes y jueves, desde las 17:00 horas hasta las 20:00 horas en los meses de otoño e invierno.

4 de 10
Y para la de calor...

Y para las estaciones de primavera y verano el horario será desde las 18:00 a las 21:00 h., debiendo recogerlo y dejarlo en el domicilio materno, que será en Molares, Sevilla.

 

5 de 10
Ya no será tan fácil...

Y si al final Jessica decide que quiere continuar sus planes de irse a vivir con Jota Peleteiro, tendrá que avisar al menos con tres meses de antelación. ¡Eso sí que es planificación!

6 de 10
Siempre con la abuela

Cuando Kiko tenga a su pequeño, el bebé deberá dormir en casa junto a su abuela, Isabel Pantoja.

7 de 10
Y para Navidad...

Y si pensabais que esto era todo no es así, para las vacaciones de Navidad tendrán dos periodos: desde Nochebuena al 30 de diciembre y desde esta última fecha hasta el 6 de enero. El pequeño permanecerá con su madre en el primer periodo de los años pares, y el resto, con Kiko.

8 de 10
En cuestión de dinero...

Jessica, que vive un feliz momento con Jota, hizo un primer tanteo de 4.000 euros mensuales de manutencón, que finalmente se quedarán en 1.200 euros.

 

9 de 10
Le sale por un pico

Kiko además tendrá que abonar los gastos de escolarización, así como el cien por cien de los extraescolares como clases particulares, excursiones y gastos médicos que no estén cubiertos por la seguridad social

10 de 10
Todo queda en casa

Y por último y cómo no podía faltar es la cláusula de privacidad donde ambos "se comprometen a salvaguardar la intimidad del pequeño y mantener la más absoluta confidencialidad frente a terceras personas."

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad