Así fue la boda real de Luxemburgo

Ante 370 invitados de lujo, Félix y Claire se convirtieron en marido y mujer en la provenza francesa. Descubre los trajes de las invitadas…

image
Un lugar de ensueño

Los novios posaron en el lugar de la ceremonia: la basílica de Sainte-Marie-Madeleine de Saint-Maximin-la-Sainte-Baume, una iglesia de estilo gótico en la Provenza francesa. Allí recibieron a sus 370 invitados de lujo.

 

1 de 12
Llega la novia

Del brazo de su padre, Hartmut Lademacher, Claire llegó a la basílica. El vestido, un alta costura de Elie Saab era una preciosidad. Lo adornó con una tiara floral de diamantes y un largo velo bordado. En cuanto al ramo, se decantó por las flores blancas.

2 de 12
El novio, sonriente

Muy sonriente y atendiendo a la multitud, el novio llegó junto a su madre, Maria Teresa, la duquesa de Luxemburgo. que se decantó por el llamativo color fucsia para el enlace. 

 

3 de 12
Dama de honor

Alejandra de Luxemburgo ejerció de dama de honor. Llegó acompañada por Félix, el hermano de la novia.

 

4 de 12
Los hermanos del novio

El benjamín de la casa, Sebastián llegó acompañado por su hermano Luis y la esposa de este, la princesa Tessy. 

 

5 de 12
La futura gran duquesa…

Los príncipes de Luxemburgo, Guillermo y Stéphanie, posaron muy felices a la entrada de la basílica. La futura Gran Duquesa escogió un vestido de encaje en tono turquesa muy favorecedor.

 

6 de 12
Llegó el glamour

Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo fueron los más elegantes del evento. Llegaron de los primeros con el porte característico de los de Mónaco.

 

7 de 12
Un look especial

Beatrice lució un espectacular tocado en color negro. Sencillo y precioso, le daba el toque perfecto a su traje color salmón. 

 

8 de 12
El padre del novio

El padre del novio, el Gran Duque de Luxemburgo, llegó del brazo de la madre de Claire, Gabriela Lademacher, muy elegante con un traje blanco y tocado con redecilla.

9 de 12
Laurent, sin su esposa

Laurent de Bélgica, el hijo pequeño de Alberto II y Paola de los belgas, ha asistido al enlace con gafas de sol y sin la compañía de su esposa, la princesa Claire. 

 

10 de 12
Invitados de lujo

Tampoco se quisieron perder la ceremonia la princesa Isabelle de Liechtenstein, con un llamativo conjunto morado,  y su hijo, el príncipe Wenceslas

 

11 de 12
El banquete de después

 Al acabar la ceremonia en la basílica, los novios junto a sus 370 invitados disfrutaron de un banquete nupcial en el convento real de Saint-Maximin.

 

12 de 12
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad