Lindsay Lohan y su madre, en bicicleta por Nueva York

La actriz está viviendo uno de sus mejores momentos tras años de adicciones y de entradas y salidas de la cárcel. Por eso, Lindsay, paseó feliz por la ciudad de Nueva York acompañada de su madre, Dina, con la que mostró una gran complicidad

image
Lindsay Lohan, toda una deportista

La actriz Lindsay Lohan ha cambiado radicalmente de vida. Después de años entrando y saliendo de la cárcel por culpa de sus adicciones, la celebrity se ha propuesto cambiar de estilo de vida. Por eso es fácil verla caminar y correr por la ciudad de los rascacielos.

1 de 8
Con mamá, dándole al pedal

Después de estar un buen rato haciendo footing, siempre asesorada por su personal trainer, la actriz quedó con su madre para pasear en bici por la Gran Manzana.

 

2 de 8
Dina Lohan, una madre feliz

Madre e hija han estrechado lazos tras el cambio de vida de Lindsay y se lo pasaron genial pedaleando por la ciudad. Dina estaba muy feliz de ver a su hija tan recuperada y con tantas ganas de cambio.

 

3 de 8
Con proyectos de futuro

La actriz cogió velocidad y dejó atrás a su madre. Quizás para pensar sobre sus nuevos  proyectos. Tras entrar seis veces en rehabilitación, Lindsay quiere abrir su propio centro al que le pondrá su nombre. Experiencia tiene.   

 

4 de 8
En busca de inversor

La actriz ha estado barajando a los posibles inversores ya que  quiere ayudar a otras personas y para ello ha hablado con algunos de sus amigos más adinerados. La actriz, de 27 años, quiere establecer la sede en Nueva York.
  

 

 

5 de 8
Tras el deporte, el descanso

Después de realizar su sesión diaria de ejercicio, se reencontró con su personal trainer con la que charló sobre los objetivos de su entrenamiento. Está claro que tras pasar seis veces por rehabilitación tiene que saber todos los trucos, pero lo primero que tiene que hacer es ser un ejemplo para los demás, si quiere que su negocio funcione.

 

6 de 8
Hidratación y a casa

La actriz ha desechado totalmente el alcohol y, tras su rutina diaria de deporte, se hidrató bebiendo un refresco de cola. Tras cumplir el objetivo y revisar su móvil, la actriz vuelve a casa acompañada de sus guardaespaldas.

 

7 de 8
Corre, corre, que vienen paparazzis

Lindsay, al percatarse de los fotógrafos, echó a correr acompañada de su personal de seguridad. ¡Uff, que duro es ser famoso!

 

8 de 8
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad