Raquel del Rosario, 'just married'

Primeras imágenes de casada de la cantante de El Sueño de Morfeo en Venice, Los Ángeles, donde vive con su recién estrenado marido Pedro Castro 

image
¡Qué romántica!

Raquel no puede ocultar lo orgullosa que está de haberse convertido en ‘señora de’. Está tan feliz de haberse casado con el fotógrafo y cineasta Pedro Castro, que hasta se pone una gorra con la inscripción ‘Just Married’ ¿Se puede ser más romántica? 

 

1 de 7
Una chica eco-chic

El pasado día 5 la vimos disfrutando del sol, cerca de su casa en Venice, Los Ángeles. Fiel a tu estilo eco-chic, Raquel (31) cogió su bici azul turquesa y pedaleó hasta una playa para disfrutar de una soleada mañana de lectura. ¡Qué estampa más idílica! 

 

2 de 7
Raquel, muy deportista

Raquel aparcó su bici –marca Electra, que cuesta desde 399 euros), en el  paseo de la playa y, muy previsora, le puso una cadena de seguridad.

 

3 de 7
Feliz y tranquila en la playa

¡Qué estampa más idílica! Está claro que ahora la vida sí le sonríe. Tras divorciarse de Fernando Alonso y superar un precáncer de útero, quizá pronto vaya a por el bebé.

 

4 de 7
Con un buen libro

La ex mujer de Fernando Alonso se sentó en la arena a tomar el sol con un buen libro entre las manos: Brújulas que buscan sonrisas perdidas (Ed. Grijalbo, 16,90 euros).

 

5 de 7
Boda sorpresa

El 21 de octubre Raquel y Pedro se casaron en una ceremonia a la que sólo asistieron ellos. La cantante lució un diseño de YolanCris. Ésta es la segunda boda para ambos, ya que Raquel estuvo casada con Fernando Alonso de 2006 a 2011. Pedro también es divorciado y tiene dos hijos. 

 

6 de 7
Confirmó su boda en su blog

“Pedro y yo hemos decidido unirnos aún más en una íntima y especial ceremonia. Siempre he pensado que una boda debe de ser una celebración acorde a la personalidad de cada uno, y los dos lo tuvimos claro desde el principio: “Solos tu y yo”, escribió la cantante de El Sueño de Morfeo hace unos días en su blog

 

7 de 7
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad