Beatriz Trapote: "Si estoy embarazada o no Dios dirá"

La mujer de Víctor Janeiro, que quiere ser madre, dice que se lleva genial con su familia política

image
De periodista a empresaria

Beatriz lo tiene claro: está como loca por tener un bebé y hace tiempo que ha dejado de obsesionarle trabajar en la tele. Confiesa que adora a su suegra y que se lleva estupendamente con Jesulín y María José.  Charlamos con ella mientras nos pone a punto las uñas. 

 

¿Cómo decides hacerte empresaria?

Siempre me ha gustado cuidarme. Cuando vi que el mundo de la tele estaba un poco mal, me lancé a montar un negocio, Nails Factory en el Centro Comercial Xanadú (Madrid). Yo le hacía la manicura a mi suegra y a mi chico, pero nunca pensé que pudiera dedicarme a ello.  

1 de 6
No tiene mono de tele

¿Cómo eres como jefa?

A mí me gusta mucho trabajar en equipo y que haya compañerismo. Cuando algún gracioso pone en Twitter: ‘Fíjate, para lo que ha quedado la Trapote’, yo pienso, bueno pues he quedado para montar un negocio y dar trabajo a ocho personas. 

 

¿Tienes pensado regresar a la televisión?

Sí, me encantaría. Pero me gustaría hacer un concurso divertido. Nunca volvería a un programa donde se sube el tono. Ya no me pongo a discutir por nada.

 

De periodista a famosa. ¿Cómo lo has llevado?

Yo sé que hay familias muy famosas en España y una de ellas es la de mi pareja. Es muy difícil estar de periodista y que un día te toque cubrir algo que ha pasado en Ambiciones.

 

2 de 6
Mañana en el gimnasio

¿Qué hacéis Víctor y tú cuando no estáis trabajando?

A él le gusta mucho el deporte y yo, aunque digan que no, voy al gimnasio. Esta misma mañana he estado, para los que dicen que no voy al gimnasio porque estoy embarazada… 

 

¿Pero estás embarazada?

Eso lo veréis a final de mes. Pero no sé, Dios dirá. 

 

¿De dónde han salido esos rumores, entonces?

De los periodistas.

 

¿Pero tienes mucho instinto maternal?

Sí. Los dos tenemos muchas ganas. Pero no es algo que me obsesione. Si Dios quiere dármelos me los dará y si no, también está la adopción. 

 

¿Os presiona la familia?

No. Carmen además está encantada porque va a ser abuela de nuevo. Humberto será papá y estamos todos muy contentos.

 

3 de 6
Al psicólogo

¿Se han dicho muchas mentiras sobre tu vida?

Sí, lo he pasado muy mal, pero ahora he conseguido asumirlo. Desde que vine de Supervivientes me machacaron de tal manera que dije ¡se acabó! Tuve que desconectar y me fui a Colombia a trabajar con una ONG. Tuve que ir a un psicólogo. 

 

¿Nunca te has arrepentido de estar con Víctor?

Nunca jamás. Siempre le doy gracias a Dios. 

 

Empresaria, periodista…¿No te tienta ser actriz?

Eso le he dicho a Santiago Segura, que me tiene que dar un papelito aunque sea de sex-bomb en Torrente 6. Y me dijo que contaba conmigo.

 

¿Qué te saca de quicio?

La gente mentirosa. Y las envidias. Yo siempre me alegro de que le vaya bien a los demás. 

 

4 de 6
Un año de contrastes

¿Alguna vez soñaste con casarte con un torero?

Jamás. Además yo no tenía ni tradición, ni me gustaban los toros. Ser mujer de un torero no es nada fácil.

 

¿Qué es lo peor?

Ver a Víctor nervioso ante una corrida. Siempre me tiene que llamar después de torear y en cuanto lo hace, llamo a mi suegra y le doy la buena noticia. 

 

¿Qué balance haces de este año pasado?

Pues 2013 ha sido extraño. De hecho, no teníamos pensado casarnos. Mi mejor amigo ha estado luchando contra una dura enfermedad. Mi madre se puso enferma, le diagnosticaron un tumor en la cabeza y no sabíamos cuál iba a ser el final. Gracias a Dios todo salió bien y mi madre está fenomenal. Y fue a raíz del éxito de la operación cuando Víctor me dijo que nos casáramos. Ahora estamos muy tranquilos. 

 

5 de 6
Felices juntos

Beatriz llegó a su casa para hacerle una entrevista y Víctor no pudo contenerse. El flechazo fue mutuo y, desde entonces, no se han separado. Los rumores han planeado varias veces sobre su relación, pero Beatriz siempre ha defendido públicamente al diestro. El pasado 2 de noviembre se casaron en Jerez ante 450 invitados. Ahora sólo sueñan con aumentar la familia. 

 

6 de 6
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad