Miriam Sánchez: “Cristo está buenísimo pero yo me fijé más en su coco”

El bailarín ha sido esencial para recomponer su vida y luchar por su sueño: “Quiero ser actriz de teatro”

Pianist, Musical instrument, Human body, Keyboard, Musician, Sitting, Piano, Artist, Keyboard player, Musical instrument accessory,
1 de 7
“Estoy enamoradísima”

Desde que Cupido les disparó sus flechas, hace ya año y medio, Miriam Sánchez y Cristo Vivancos viven en una continua luna de miel. “¡Estoy enamoradísima de él! Vivimos el día a día, somos románticos, cariñosos… ¡hasta pegajosos!”, dice la colaboradora televisiva. Aquí nos cuenta cómo le va con su amor y dónde anda desde que dejó la tele…

2 de 7
“No soy celosa. Cristo no me da motivos”

Estás súper enamorada de Cristo…

Mucho. Es un amor con el que me encuentro muy a gustito.

 

¡Vamos, que celebráis San Valentín por todo lo alto! 

Nosotros vivimos el día a día.

 

¿Sois románticos? 

Sí, Cristo me cuida mucho. Me trae regalos de sus viajes, me manda flores desde cualquier país, cocina estupendamente, ¡hasta ejerce de personal trainer!

 

¿Qué te enamoró de él? 

Su calma, su paz… ¡Me da salud! Estar a su lado es como tomarse un orfidal sin necesidad de tomármelo. Congeniamos muy bien porque yo soy una bomba y él me desactiva. 

 

¿Os plantéais boda? 

No somos tan horteras. Además, las bodas son gafe. La vida es demasiado rápida para creer en esas promesas vacías que no van a ninguna parte.

 

¿Y cómo llevas sus viajes con lo celosa que eres? 

Ya no lo soy, pero Cristo tampoco me da motivos.

 

Pero si Pipi decía que eras celosa compulsiva… ¿Era porque te daba motivos?

Me daba motivos. Ahora estoy tranquila. ¡Hasta veo positivo que Cristo se vaya de gira! Así yo desconecto, me relajo sola…

3 de 7
Ha perdonado a Pipi

Confías mucho en él.

Sí, porque le conozco. 

 

Vamos, ¿que has hecho un buen cambio?

Pipi tiene cosas buenas y nunca voy a dejar de reconocérselas. Y espero que no perdamos nunca esta lealtad de amistad que hemos creado. Nosotros hemos logrado entender por fin que ambos nos hemos ayudado.

 

Pero vuestra última pelea televisiva fue muy dura.

Le malinterpreté unas palabras. Y yo ya no sabía por dónde tirar. Ni Pipi ha sido tan infiel como se dice ni yo estoy tan loca como ha podido parecer. 

 

Está claro que sabes perdonar… 

Pipi y yo fuimos demasiado generosos con la audiencia. 

 

Y demasiado perversos con vosotros mismos, ¿no?

Muy obedientes con nuestra productora. Además, Pipi es muy amigo de sus amigos, pero con la gente de Tele 5 no encaja. Él es muy crítico y se atreve a decir lo que muchos piensan y callan. Dice muchas verdades.  

 

Pero a ti te ha hecho daño.

Me ha hecho mucho daño. Yo también a él, pero nos hemos perdonado. 

4 de 7
“Necesitaba desconectar y parar”

¿Ahora eres feliz?

Mucho. Estoy completamente zen, he aprendido a que no me afecten las críticas y eso me va a venir muy bien para volver a la tele.

 

Hace mucho que no te vemos en televisión.

Necesitaba desconectar y parar, y me ha venido muy bien porque me he relajado.

 

También te ha servido para descubrir qué querías hacer realmente, ¿no?

Mi pasión es el teatro. Por eso me he matriculado en una escuela de interpretación, he hecho un curso de presentadores ¡y también canto! 

 

¿Y no quieres hacer tele?

Sí, pero un formato diferente, más divertido y tranquilo, porque en el fondo los conflictos no van conmigo. Cuando discutía en la tele lo pasaba mal y me afectaba mucho a la salud.

 

¿Sufrías demasiado y te dejó de compensar? 

Sucedieron cosas que yo borraría porque lo he pasado muy mal. 

 

Vamos, que te hacías la fuerte en el plató y en casa te hartabas a llorar. 

Sí, pero en este parón he encontrado mi esencia: paz y amor. 

 

 

5 de 7
“Terelu es Belén Esteban II”

¿Ya no vas a arremeter contra ningún colaborador de ‘Sálvame’?

Tengo la conciencia tranquila porque sólo me he defendido. Pero reconozco que su trabajo tiene mucho mérito. Cuatro horas de reality a esa intensidad… Así que me quedo con lo positivo. Me han hecho daño, he pasado la etapa de rencor y ahora les amo a todos. 

 

Vamos que ahora incluso te vas a leer el libro de Belén Esteban.

Si encuentro el momento, por qué no… 

 

Lo mismo te inspiras e incluso te animas después a publicar uno.

Anda, ¿por qué no? Pero lo que tengo claro es que lo escribiría yo. 

 

¿Has necesitado ayuda psicológica para superar todo lo que te pasó?

Eso ya lo he contado, pero al psicólogo no se va sólo porque uno esté fatal. Ahora los psicólogos actúan como coach, te ayudan a encaminar tu vida. 

 

Pero tú no te fuiste por eso. Tú tocaste fondo. Kiko, Mila, Rosa, ahora también Terelu… A ellos también les ha pasado. 

Mira, Terelu no puede tener doble moral. Si empiezas a vender tu vida, como ha hecho ella,  –que por cierto me alegro mucho que esté bien– luego no puedes pedir respeto o poner una demanda a Pipi Estrada por derecho al honor y a la intimidad. Eso es una hipocresía total. ¡Si tú estás vendiendo todo! Si eres prácticamente Belén Esteban II.  

 

¿Trabajarías en ‘Sálvame’ con todos ellos? 

(Risas) No, porque quiero hacer otras cosas, pero de verdad que valoro mucho su trabajo. Prefiero bailar, trabajar en un programa deportivo…

 

6 de 7
Volcada en su hija

Este año además de prepararte te has dedicado a hacer una vida muy normal.

He tomado contacto con la realidad. ¡Hasta he ido en metro! También trabajo mucho porque hago presentaciones de eventos, pero es mucho más relajado. Entre mi niña, el teatro, el taichí y mi chico, no paro. Además he hecho un grupo de amigos que antes no tenía. Me dedicaba a ir del trabajo a casa y al revés. 

 

¿Eres una mamá al uso?  ¿Llevas a tu niña al cole, le ayudas a hacer los deberes en casa…?

Yo de mi hija hablo lo justo. Creo que cuando una persona nace tiene todo el derecho a decidir qué quiere hacer –por eso no entiendo a algunas que van de dignas–. Yo a mi hija le doy momentos de calidad. Y la quiero educar en valores que a mí me han faltado, como por ejemplo, tener la autoestima alta, que sea ella misma, que se sienta libre y que aprenda a decidir por sí misma. 

 

¿Cómo se lleva Cristo con tu hija?

Muy bien. Es un poco niño como ella…

 

Oye, ¿y tu chico no tiene celos de que ahora te lleves tan bien con Pipi?

Nooo. Cristo es la persona más tranquila que conozco. Es pacífico, nunca se enfada… Además está buenísimo pero yo me fijé en su coco.

7 de 7
Cristo, un chico diferente

 

Pero esta relación tampoco empezó bien. 

Él estuvo un año detrás de mí. Después de Pipi tuve que pasar un duelo porque no me fiaba de nadie. 

 

Necesitabas mucho cariño y que te valoraran, ¿no?

Sí, además para mí no era fácil encontrar pareja porque se tiene una imagen de mí, que vaya tela… ¡Se creen que todo el campo es orgasmo!

Con Cristo fue diferente.

Él me pilló el rollo enseguida, pero sí es cierto que al principio se creen que eres una cosa que no eres. Luego se dan cuenta que eres romántica, que te apetece más un abrazo que ir directamente a la cama…

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad