Tom Brady, sudor y arena

El marido de la supermodelo esculpe su cuerpo a base de ejercicios en la playa. Y es que para conserbar a una mujer como Gisele hay que estar en forma.

image
Corre que te corre

El cuerpo de un hombre como Tom Brady hay que trabajarlo y para esto el jugador de futbol americano pasó una dura jornada de entrenamiento en la playa de Malibú.

 

1 de 6
El salto del tigre

El marido de Gisele Bünchend y padre de sus dos hijos es todo un experto en saltos. No hay más que ver el estilazo y la cara que ponía Tom con uno de los ejercicios... ¡Vaya jeta!

2 de 6
Una buena caída

Las cinceladas piernas de Brady le permitieron que la caída después de tanto salto fuera a las mil maravillas. ¡Qué estilazo!

3 de 6
Tocaba foto

Aunque el jugador de fútbol americano se encontraba en plano entrenamiento, no dudó en fotografiarse con unos policías que pasaban por allí. ¿Les pediría que le quitaran alguna multila a cambio?

 

4 de 6
Reponiendo fuerzas

Después de tanto esfuerzo, Brady paró con su entrenador a darle un traguito a la botella de agua, que entre el ejercicio y el sol, seguro que ese cuerpo serrano pasó mucha sed.

 

5 de 6
A casita

Tras el duro entrenamiendo Brady se puso la gorrita y se marchó a casa. Sin duda el ejercicio da resultado porque vaya cuerpazo tiene el amigo. ¡Qué suerte tienes Gisele!

6 de 6
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad