Marichalar, destrozado por la muerte de su madre

María Concepción Sáenz de Tejada sufrió un ictus por el que tuvo que ser ingresada

image
1 de 7
El gran apoyo de Jaime

María Concepción Sáenz de Tejada, que falleció el pasado jueves en hospital de La Paz, de Madrid, siempre fue el gran apoyo de su hijo, Jaime de Marichalar. Sobre todo tras su separación de la Infanta Elena. Dicen que él lo pasó realmente mal. Igual que ahora. Jaime está destrozado tras el fallecimiento de su madre.

2 de 7
Sufrió un ictus

La condesa fue ingresada el 10 de marzo tras sufrir un ictus, algo que también le sucedió a su hijo Jaime, en 2001. Él afortunadamente lo superó. María Concepción se recuperaba favorablemente hasta el miércoles que empezó a empeorar. 

3 de 7
Su familia, junto a ella

Los seis hijos de la condesa se han ido turnando para no dejarla sola en ningún momento. Álvaro, a su llegada al hospital madrileño, también se mostró muy afectado. 

 

4 de 7
La Infanta y Froilán, muy tristes

Nada más conocer la noticia de su fallecimiento, la Infanta y su hijo Froilán se presentaron en el centro médico. Victoria Federica no se encontraba en Madrid. El entierro será en Soria. 

 

5 de 7
Un final previsible

Tras su empeoramiento, el final era previsible para la familia. De ahí la visita de un sacerdote. María Concepción era muy creyente.

6 de 7
Madrina de Froilan

Los hijos de Jaime de Marichalar, Victoria Federica y Froilán, mantenían una excelente relación con su abuela paterna pese a la separación de sus padre. De hecho, era habitual verles con María Concepción. Ella es la madrina de bautismo de Froilán.

 

7 de 7
Visita Real

En cuanto tuvieron conocimiento de su ingreso, la Infanta Elena y doña Sofía se acercaron al hospital a visitar a María Concepción. Su relación siempre fue muy cercana. La Infanta y la Reina accedieron a la Unidad de Cuidados Intensivos y allí mostraron su cariño a sus seis hijos, en especial a Jaime. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad