Campanario, una tarde de cervezas

La esposa de Jesulín tiene futuro como actriz: grabó una cámara oculta y bordó su papel de mujer descontrolada por el alcohol

image
Cámara oculta

María José Campanario fue la protagonista de una broma con cámara oculta para el programa que Patricia Conde prepara en Cuatro, Ciento y la madre. La futura dentista tenía que fingir que estaba borracha y se ponía ciega a botellines.  

1 de 9
Llegó con mucho aplomo

La Campa llegó al bar La Sureña (en Madrid) algo nerviosa. Pero en seguida se puso en situación. La chica iba muy guapa con la melena suelta. 

 

2 de 9
Apoyo de su marido

María José estuvo acompañada por Jesulín, que tuvo que aguantarse la risa. Antes de empezar la performance, Campanario se fumó un pitillo para calmar los nervios. 

 

3 de 9
¡Con mucho arrojo!

María José se volvió loca con el abrelatas quitando las chapas a los botellines de los clientes. La gente no daba crédito. 

4 de 9
La típica 'plasta de bar'

¿Ha suspendido los exámenes y ahoga las penas en alcohol? ¿Le han dicho que su cameo en Torrente se ha cortado? María José le contó sus penas a la gente que estaba tranquilamente tomándose una caña.

 

5 de 9
Ciega de botellines

Esperemos que le guste la cerveza…La Campa se puso morada a botellines. Desde luego, tiene madera de actriz.

 

6 de 9
Hurgar en las heridas

Se entregó tanto al papel que hasta se dedicó ¡a meterse el dedo en la nariz! La gente alucinaba. Con lo fina que es la chica…

7 de 9
Estrella televisiva

Vaya cambio: de huir de los medios a meterse a estrella. Ya lo hizo derrochando simpatía en El Hormiguero ante un Pablo Motos al que le dijo: "A mí me daban por todas partes"

 

8 de 9
Cameo con Segura

Antes de El hormiguero, Campanario participó en Torrente 5 en un cameo con el que ha quedado encantada. 

 

9 de 9
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad