Michelle Obama, por los aires

El viento le jugó una mala pasada a Michelle Obama durante un viaja oficial a Texas. La Primera Dama no paró de agarrarse la falda para que no volara por los aires, mientras su marido no dejaba de mirarla. Qué querría ver el muy pillín...

1 de 4
¡Vaya viento!

El aire no perdona ni a las primeras damas, y le jugó una mala pasada a Michelle Obama a su llegada a Texas.

 

2 de 4
Un presidente con mucho ojo

Cuando descendían por las escaleras del avión, el Presidente no le quitaba ojo a la falda de su mujer, mientras esta no hacia más que agarrarla con fuerza.

GTRES
3 de 4
Máxima seguridad

Obama llegó a echarle una mano a Michelle para poder controlar la traviesa falda. Seguro que se lo tomó como un asunto de seguridad nacional.

4 de 4
Para arriba

Ni subiendo de nuevo las escaleras se libró Michelle del dichoso airecito. Desde luego que molesto es que te pase eso junto el día que te pones la falda. ¡Te entendemos Michell!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad