Mari Cielo Pajares: “Normalmente visto como un p…’

La hija de Pajares aborda el tema de la prostitución, pero avisa: “Nunca me he prostituido, aunque vender tu vida es una forma de hacerlo” 

1 de 6
“Nunca me prostituiría”

Después de cuatro años viviendo en Los Ángeles, la hija de Pajares regresa al ruedo mediático, pero esta vez no para vender su vida, sino su novela, ‘Memorias de una puta’. Después de leerla, diré que promete…

Mari Cielo, ¿cómo surgió la idea de este libro?
Quería escribir una historia de una mujer, algo que hasta el momento no había hecho, y teniendo en cuenta la crisis mundial, me planteé: ¿qué no haría yo por dinero? Lo tuve claro: nunca me prostituiría. 

Pero has reconocido que te has prostituido a nivel mediático.
Sí, porque considero que vender tu vida es una forma de prostituirte. También lo he hecho a nivel fotográfico porque hice cuatro portadas de Interviú, pero mi límite está en vender mi cuerpo y cobrar por sexo. Creo que para acostarte con alguien que no te gusta hay que tener mucho estómago. 

La protagonista de tu historia llega a la prostitución por casualidad. Esa historia es real.
Sí, me pasó a mí. Yo generalmente visto como un putón verbenero, con poquísima tela, pero ese día no. Estaba trabajando en una discoteca de Valencia, poniendo copas, y llevaba vaqueros y camiseta. Entonces se me acercó un señor y me preguntó: ¿Cuánto? Yo le contesté: 10 euros. Al ver cómo nos mirábamos nos dimos cuenta él y yo que no hablábamos de lo mismo… 

Mari Cielo lleva en la imagen vestido de Vero Moda (en www.elarmariodelatele.com), collar Claire´s y sandalias
de H&M.

2 de 6
“Un señor se me acercó y me dijo: “¿Cuánto?”

¿Te ofendió?

Para nada. De hecho, casi, casi le di las gracias porque me viera lo suficientemente atractiva como para pagarme por tener sexo conmigo. O a lo mejor le iban las cosas raras y dijo: ¡A por la cabezona bajita! (risas) 

En el libro hay datos autobiográficos, ¿en qué personas cercanas te inspiraste?
En mi mejor amiga, mi abuela, mi madre, una tía mía… Los personajes que salen mal parados también son reales.

Pues hay un futbolista al que pones como un trapo…
El pobre queda fatal por un tema de tamaño, pero esa anécdota me pasó a mí y te juro que aluciné cuando vi aquello… 

¿Pero lo viste?
¿Cómo no lo voy a ver si me acosté con él? Pero claro, no le voy a poner nombre porque le hundo la vida, lo mismo ya se ha operado. (Risas)

Alucinará si lee el libro…
Al final sale tan bien parado que el tamaño casi no importa.

También hay un actor muy, pero que muy agresivo.
Eso no me ha pasado a mí, sino a una de las tres prostitutas con las que hablé para escribir este libro. Pero el famoso actor en cuestión está en activo, hace mucho cine, series…

¿Y no está denunciado?
Yo, a esta chica, le recomendé hacerlo, pero ella cree que nadie la creería. También me dijo que con la descripción que hago de él en la novela, cree que se sentirá amenazado.  

¿Quién fue la primera persona que leyó tu libro?
Xavi Massana, mi mentor, él me animó a presentarlo en Planeta. Pero yo le dije: ¿Cómo Planeta va a tener un hueco para alguien como yo? 

 

 

 

3 de 6
“No me esperaba las críticas positivas”

¿No crees en ti misma?

Soy realista y, aunque a mí me encanta escribir, tengo que ser consciente de la imagen que tengo en este país. Una imagen que me encargué de estropear yo misma. Yo ya pasé página, pero que los demás la pasen contigo es más difícil.   

Pero estás teniendo críticas estupendas.
No me las esperaba y le doy las gracias a la gente que al menos ha tenido la decencia de leerse el libro antes de hacer una crítica. Estoy muy agradecida de que no me prejuzguen como escritora.

Venías con miedo.
Venía con ilusión pero también con respeto porque me han dado de todos los colores.

¿Psicológicamente te costó mucho superarlo?
Muchísimo y me sigue costando porque vivo fuera de mi país y echo muchísimo de menos a mi familia, el carácter español… 

¿Vienes mucho a España?
Todo lo que puedo. En cuanto acabo un trabajo y reúno el dinero suficiente para pagar el billete, me planto aquí. 

Pero allí trabajas mucho.
Eso debe pensar la gente, que hago series y debo ganar pasta, pero allí pagan poco a las actrices. Además mi chico también se dedica a lo mismo y pasamos rachas. Unas son buenas, otras le toca a él conducir una limusina para sacar pasta y otras a mí poner copas.

Hay mucha gente que pensará ahora, pero si es una niña de papá…
Mi padre no quería que yo me dedicara a esto y me fui de casa muy jovencita. Entonces pasé de tener chófer y chica de servicio a poner copas. 

La actriz lleva vestido de Vero Moda (en www.elarmariodelatele.com), collar Claire´s y sandalias de H&M. 

 

 

4 de 6
“Con mi padre he hablado poco del libro porque me daba pudor”

En el libro no haces referencia a tu padre.

No quería mezclarle por respeto a sus 50 años de profesión.

¿Porque ya le has hecho mucho daño?
Todos nos hemos hecho mucho daño, pero es algo de lo que no voy a volver a hablar. 

¿Pero habrá leído el libro?
Sí, claro y le ha encantado. No lo he comentado con él con tanto detalle como con mi madre porque no es la misma confianza. Además, me daba pudor…  

¿Crees que a la hora de comprar tu libro la gente se va a echar atrás por ver que lo has escrito tú?
No voy a limitar lo que escribo por mi apellido. Ya bastante sacrificio es estar viviendo fuera de mi país como para encima no escribir de lo que yo quiero. 

El tema es provocador
Yo quería contar la historia de una puta. ¿Sabina o Almodóvar han escrito sobre putas para provocar? No lo creo. 

 

 Mari Cielo eligió shorts de Cayro, top de H&M, zapatos y americana de Bershka y collar y anillo de Claire´s.

 

5 de 6
“Este año me caso y no descarto tener hijos”

Hace cuatro años que te fuiste de España, ¿tan mal veías tu futuro aquí?
Sí. Yo empecé a hacer la fosa y luego se animaron todos a cavar conmigo. Así que dije: ‘no, me voy’. Y allí estoy viviendo mi sueño, que es ser actriz.  

¿Qué haces en Los Ángeles?
He hecho tres películas, guiones, programas de televisión…

¿Te gustaría volver?
Me encantaría, pero mi chico y yo necesitamos trabajar y allí lo hacemos en lo que nos gusta.

Lleváis ocho años juntos.
Sí, ¡y este año nos casamos! No lo hemos hecho antes porque es complicado juntar a las familias.

¿Queréis tener peques?
Yo tengo 38 años y se me va a pasar el arroz, pero llevamos una vida muy itinerante. Así que ahora sería muy egoísta para el niño, pero no lo descartamos. Mi chico ya tiene dos hijos, pero yo mayores. Rondan los 20.

Oye, de tus hermanos no me has dicho nada, ¿está todo bien entre vosotros?
Sí, muy bien. De verdad que estamos todos encantados y felices. Mis hermanos trabajando, y mis padres muy bien. El verano pasado nos reunimos todos en Marbella y fenomenal.

Después de una mala racha, ¿has conseguido ser feliz?
Sí, mucho. Sólo me falta tener cerca a mis padres. 

Mari Cielo Pajares habla de su padre
Agencias
6 de 6
Su familia la apoya como escritora

Ésta es la tercera obra que publica Mari Cielo, aunque en esta ocasión no ha querido tirar de su familia, su padre, Andrés Pajares y su hermano, para ‘venderla’. En la imagen, en 2011 cuando promocionaba 13 curvas. En 1997 publicó: Vuelve, inocencia. Un libro de poesía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad