Los Morales ya son ricos

Desheredó a Carmen y a Antonio en 2010, y no se sabe si cambió el testamento, pero sólo con la legítima, los niños vivirían con holgura el resto de sus vidas

image
Carmen y Antonio, ¿desheredados?

Muchas son las especulaciones acerca de la herencia millonaria que Junior ha dejado a sus hijos. La cifra concreta nadie la sabe, pero lo que es cierto es que sus hijos ya son millonarios. El cantante y Rocío Dúrcal poseían multitud de propiedades… 

Bien es cierto que las desavenencias familiares tras la muerte de la matriarca provocaron una reacción en Junior, que en 2010, hacía estas declaraciones: “He decido dar una lección a Carmen y Antonio y desheredarlos. He ido a un notario y les he negado todo lo que la ley me permite en cuanto al tercio de mejora y al de libre disposición que son para Shaila.”

 

 

1 de 7
“Todo es para ellos”

Junior no podía comprender que sus hijos quisieran reclamarle la herencia antes de su fallecimiento. Todo iba a ser para ellos de cualquier forma… No se sabe si antes de morir cambió su testamento, puesto que ya habían hecho las paces, pero aun así, Carmen y Antonio podrían vivir el resto de su vida con la legítima.

 

 

2 de 7
La casa de Torrelodones, la joya

De las propiedades que figuran en el testamento, la estrella de la corona es la casa de Torrelodones, Madrid. Tiene cerca de 800 metros cuadrados construidos y 18.000 de parcela. Antonio quiso venderla en plena polémica con sus hijos. Pedía cuatro millones de euros. En segundo lugar se sitúa un fantástico piso en una de las mejores zonas de México D.F. A este inmueble le siguen, por orden de importancia, otro piso junto a la Plaza de Castilla,de Madrid. En él han vivido los padres de Junior hasta su muerte y ahora lo hace su hermano Ricky. Puede valer fácilmente 600.000 € si bien necesita una reforma importante.

 

 

3 de 7
Propiedades por el mundo

 

Junior también mantenía su piso de soltero de la calle San Julio, de Madrid. Éste está a nombre de una sociedad familiar, por lo que sus hijos ya eran propietarios de una parte antes de su muerte.

Uno de los problemas que tuvo Junior con sus hijos fue que ellos reclamaban una herencia de Marieta sin tener en cuenta las cosas que sus padres ya les habían dado en vida: “Sólo tres días antes de la muerte de Marieta, ella les donó un piso en la Castellana de Madrid, otro en la calle Jardiel Poncela y una plaza de garaje.” El valor de este último inmueble podría rondar los 400.000 euros. Vive allí Susana, la hermana de Rocío, y paga a sus sobrinos, según Junior, “una pequeña renta”.

Antonio Morales, dolido por las circunstancias, recordaba: “El terreno, que compramos Marieta y yo, donde viven y en el que construyeron por su cuenta sus casas, Antonio y Carmen, también se lo regalamos nosotros a nuestros tres hijos aunque ellos se adelantaron a la hora de edificar y Shaila acabó renunciando a su parte en favor de sus hermanos. Ese terreno de seis mil metros en Torrelodones también tiene su valor…”

Y añadía: “Los terrenos del Cerrado de Elvíria, en Marbella, de otros seis mil metros, también están puestos a su nombre y el de Los Flamingos, en Estepona, también.”

 

 

4 de 7
Tres millones en cash

 

Junior sólo disponía del usufructo de un chalet, también en Estepona, al que tuvo que hacer algunas reformas, y aunque tenía ilusión por pasar allí alguna temporada, nunca encontró ánimos para hacerlo. La propiedad era de sus hijos.

Pero además de todas estas propiedades que han recibido los hermanos Morales, se habló en su momento de una cantidad indeterminada de dinero que bien podría rondar los tres millones de euros.

La única duda que queda es saber si Junior, antes de morir, dio marcha atrás en su decisión ratificada en un notario de Madrid de “desheredar” a sus hijos Carmen y Antonio. De no ser así, la gran beneficiaria sería Shaila, que obtendría la mayor parte de la herencia de su padre. Sea como sea, y dando por hecho el inmenso dolor que produce la muerte de un ser querido, lo cierto es que ahora Carmen, Antonio y Shaila Morales podrán encarar su futuro con enorme solvencia. 

 

 

5 de 7
Una familia unida

Los Morales-Dúrcal siempre fueron una familia modélica. Junior y Marieta se casaron en 1970 y tuvieron tres hijos, Carmen (43), Antonio (40) y Shaila (34). Tras la marcha de Marieta, en 2006, Junior dijo: “No me imagino la vida sin ella.”

6 de 7
Dos años sin hablarse con sus hijos

Tras la muerte de Marieta, en marzo de 2006, la imagen de familia idílica se vino abajo. En febrero de 2009 Carmen y Antonio demandaban a su padre por culpa de la herencia. Los chicos no estaban de acuerdo en la forma con la que estaba actuando Junior. El cantante no dio su brazo a torcer y también les demandó, pero se sumió en una tremenda depresión y se refugió en la bebida. En 2011, finalmente, se reconciliaron.

 

7 de 7
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad