Borja y Blanca, de vacaciones en el chalé de Tita

La baronesa, que ya conoce a sus nietos, les ha dejado una de sus propiedades en la Costa Brava.

image
Blanca y Borja, de vacaciones y de rebajas

Todavía nos falta la foto oficial de la reconciliación con Tita, pero ya es un hecho que han firmado la pipa de la paz. Hace unos días, Borja, Blanca y sus tres retoños se instalaron en Alligator, la casa que la baronesa tiene en la Costa Brava. Allí disfrutaron de la piscina, de la playa y de una jornada de compras por Barcelona. Blanca, embarazada de cinco meses, ya puede presumir de barriguita.

 

1 de 5
La familia vuelve a unirse

Antes de marcharse de vacaciones, Borja y Blanca invitaron a Tita a comer a su casa de Madrid. “Mis nietos son preciosos”, reconoció ella en su última entrevista. Además, aseguró que está deseando que los hijos de Borja “conozcan a sus tías (Carmen y Sabina)”.

 

2 de 5
El Chalet de soltero

Alligator es el chalé donde Borja vivía de soltero, en San Feliú de Guixols. Seguro que Sacha, Eric y Enzo disfrutaron de la piscina.

 

3 de 5
Cumple en Ibiza

Dentro de unos días, Borja y Blanca se embarcarán en Mata Mua, el barco de Tita, para instalarse en Ibiza. Allí, el hijo de la baronesa celebrará sus 34 primaveras. Seguro que Tita se acerca.

 

4 de 5
¿Se repetirá esta imagen?

Después de siete años sin hablarse y una guerra sin cuartel en los juzgados, Tita y Borja han hecho las paces. A la baronesa no le queda otra que poner buena cara y reconducir su desastrosa relación con Blanca Cuesta. Sólo así volveremos a ver a los tres disfrutando de las aguas de Ibiza.

 

5 de 5
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad