Borja y Blanca, de vacaciones en el chalé de Tita

La baronesa, que ya conoce a sus nietos, les ha dejado una de sus propiedades en la Costa Brava.

1 de 5
Blanca y Borja, de vacaciones y de rebajas

Todavía nos falta la foto oficial de la reconciliación con Tita, pero ya es un hecho que han firmado la pipa de la paz. Hace unos días, Borja, Blanca y sus tres retoños se instalaron en Alligator, la casa que la baronesa tiene en la Costa Brava. Allí disfrutaron de la piscina, de la playa y de una jornada de compras por Barcelona. Blanca, embarazada de cinco meses, ya puede presumir de barriguita.

 

2 de 5
La familia vuelve a unirse

Antes de marcharse de vacaciones, Borja y Blanca invitaron a Tita a comer a su casa de Madrid. “Mis nietos son preciosos”, reconoció ella en su última entrevista. Además, aseguró que está deseando que los hijos de Borja “conozcan a sus tías (Carmen y Sabina)”.

 

3 de 5
El Chalet de soltero

Alligator es el chalé donde Borja vivía de soltero, en San Feliú de Guixols. Seguro que Sacha, Eric y Enzo disfrutaron de la piscina.

 

4 de 5
Cumple en Ibiza

Dentro de unos días, Borja y Blanca se embarcarán en Mata Mua, el barco de Tita, para instalarse en Ibiza. Allí, el hijo de la baronesa celebrará sus 34 primaveras. Seguro que Tita se acerca.

 

5 de 5
¿Se repetirá esta imagen?

Después de siete años sin hablarse y una guerra sin cuartel en los juzgados, Tita y Borja han hecho las paces. A la baronesa no le queda otra que poner buena cara y reconducir su desastrosa relación con Blanca Cuesta. Sólo así volveremos a ver a los tres disfrutando de las aguas de Ibiza.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad