José Fernando, ¡rehabilitado!

Ha dejado atrás sus vicios para convertirse en un chico lleno de planes de futuro

1 de 12
Un hombre nuevo

Su familia lo había dado por perdido, pero José Fernando (21) ha sabido reaccionar a tiempo. Lleva desde el 1 de septiembre internado en la clínica López Ibor y según nos cuentan fuentes muy cercanas, el chico “ha experimentado un giro de 180 grados”. Lo definen como una “persona diferente”.

 

2 de 12
Saldrá a finales de mes de la López Ibor

Los médicos que le atienden están tan contentos con su evolución que tienen previsto darle el alta a finales de octubre. Sus compañeros aseguran que el hijo de Ortega Cano bromea y mantiene conversaciones fluidas y coherentes, una actitud que nada tiene que ver con el chico taciturno, agresivo y malhumorado que llegó al centro hace dos meses.  

 

3 de 12
Quiere ver a su padre

Cuando salga de la clínica, José Fernando tiene pensado visitar a Ortega Cano en la cárcel de Zuera (Zaragoza) para que constate con sus propios ojos las noticias tan positivas que le llegan. Seguro que el diestro afronta su estancia entre rejas con mucho más optimismo después de ver a su hijo fuera del túnel donde estaba metido. De hecho, el torero siempre ha dado la cara por su hijo. “Es un chico con muy buen fondo, con un gran corazón. Seguro que encuentra el camino”, explicaba antes de su encierro.

 

 

4 de 12
Ya tiene móvil y tele

José Fernando ya ha empezado a tener contacto con el exterior. Desde hace unos días le permiten ver la televisión y también le han devuelto su teléfono móvil.

 

Lejos de sentir vértigo, dicen que el hijo de Rocío Jurado ya tiene muchos planes de futuro en la cabeza. Al parecer, según ha confesado a sus íntimos, el chico tiene claro que quiere mudarse a Madrid para evitar las compañías que frecuentaba en Sevilla. Además, quiere invertir el dinero que le queda de la herencia en montar un restaurante.

5 de 12
Gloria, su gran apoyo

Cuando salga de la clínica, seguro que Gloria Camila se convierte en su sombra. La joven ha demostrado tener devoción por su hermano. Es la única que nunca ha tirado la toalla con Josefer.

6 de 12
Un niño muy problemático

José Fernando nunca encontró su sitio. Llegó a España  en 1999 con seis añitos y, desde el primer momento, sus padres le etiquetaron como “un niño mucho más revoltoso de lo normal”. Nunca se centró en los estudios y José Ortega Cano decidió enviarle a un internado en Florida en 2004. Cuando Rocío Jurado se puso malita, el niño regresó para vivir el traumático fallecimiento de la cantante. Desde entonces, Josefer empezó a vagar sin rumbo por internados, trabajos en los que duraba dos días y salidas nocturnas muy poco recomendables. 

 

 

 

 

7 de 12
2004, primer internado

Ni Ortega Cano ni Rocío Jurado podían con su carácter, así que decidieron meter al chico en una academia militar en Florida con tan sólo once años. El colegio no le gustó nada y José Fernando regresó a Madrid cuando la cantante se puso enferma. 

 

8 de 12
2012, se declaró bipolar

Después de dejar los estudios, y con 19 años, empezó a dilapidar el dinero de la herencia de su madre en noches de juerga interminables. En diciembre de 2012, sin tener ya contacto con su familia, decidió dar una entrevista al Deluxe. Con la mirada perdida y muy nervioso, Josefer confesó ser bipolar y no querer saber nada de su padre. 

 

 

9 de 12
2 de noviembre de 2013. Pelea en un club

El 2 de noviembre de 2013, José Fernando y sus amigos la montaron en el prostíbulo El rey 2000, en Castilleja de la Cuesta (Sevilla). Pegaron a Jonathan Vázquez, le robaron y más tarde se llevaron su coche para terminar quemándolo en un descampado. La pandilla fue detenida.

 

10 de 12
14 de noviembre, ficha policial

El 14 de noviembre, la jueza decidió enviarle a prisión sin fianza a la cárcel de Sevilla 1. De nada sirvió que su abogada buscase un atenuante al declarar que su cliente había fumado porros y consumido cocaína. El programa Sálvame consiguió la ficha policial del chico.

11 de 12
El día del juicio

En marzo en 2014, tras cuatro meses en prisión, el hijo del torero se enfrentó a la jueza. Reconoció los hechos y se mostró arrepentido. La jueza María José Cuenca Bonilla le dejó libre después de que la Fiscalía de Sevilla rebajase su petición de condena de cinco a tres años de cárcel, y la acusación particular de ocho a dos años.

 

12 de 12
Primera rehabilitación

El pasado 19 de marzo sale de la cárcel (foto) y Josefer entra en un centro de rehabilitación que gestiona en Barcelona Pepe El Marismeño. Tras dos semanas en el Instituto Hipócrates, el chico deja el centro con la excusa de trasladarse a Sevilla para llevar un tratamiento ambulante. Es entonces cuando toca fondo y su familia empieza a darle por perdido. En junio le pillaron con siete gramos de cocaína.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad