Antonio David: “Mi hija ha recibido el cariño y las atenciones del día a día de mi mujer”

El ex Guardia Civil tiene mucho que decir sobre la situación que viven su hija, Ro, y su ex: “Con ella no hay ninguna comunicación”

image
Dardos envenenados

N o podía permanecer en silencio. Y mucho menos trabajando en televisión, –es asesor del amor en ‘MHYV’–. Por eso Antonio David eligió su programa para hablar alto y claro de la nula relación que mantienen su hija Ro y su ex mujer. El primer dardo envenenado no tardó en salir. “Mi hija es muy guapa, se parece a mí…”, dijo. 

Pero la cosa fue in crescendo: “No me extraña que Ro haya escrito “Mi madre se llama Olga” porque tampoco se trata de esconder nada. Ella ha recibido el cariño y las atenciones del día a día de mi mujer. Entonces si Ro cree que tiene que poner en su Twitter eso, a mi mujer le honra y a mí también por lo que me toca…”

 

1 de 3
“A los adolescentes hay que darles mucho cariño”

Y continuó… “A los adolescentes hay que respetarlos, darles su sitio y cariño, sobretodo, mucho cariño…” Tras estas duras palabras, Emma García, encargda de hacer las preguntas, comentó: “Rocío Carrasco debe estar hundida, seguro que lo está pasando fatal…” Entonces el ex Guardia Civil, con una sonrisa de oreja a oreja, soltó: “Sí, sí, sí, dicen que está en depresión… (Ja,ja,ja) No me hagas hablar.” Pero habló…

“En esta situación entre madre e hija no me tengo que meter. Es algo entre un adolescente y un adulto y el adulto es el que tiene que dar el primer paso. Se supone que el tiene madurez y sensatez. Además entre Rocío y yo no hay comunicación”.

 

 

2 de 3
La niña contra su madre y Fidel

Rocío Flores ha sido muy dura en sus comentarios en Twitter sobre su madre: “Ni te espero, ni te busco”, “Quien mucho se ausenta, pronto deja de hacer falta”, escribía. Pero la más dura fue: “Mi madre se llama Olga”. Contra el novio de su madre, Fidel Albiac también ha disparado: “Este hombre ni es mi padre ni es nada mío’’. 

 

3 de 3
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad