Techi y Alberto Isla, esta boda es una ruina

El 13 de diciembre, Techi y Alberto Isla se convertían en marido y mujer. Una boda cuestionada por los que aseguraban que sólo se casaban por dinero. Pues lo cierto es que, de momento, han perdido varios miles de euros. Aunque la fiesta mereció la pena. Tras una corta y divertida ceremonia oficiada en la parroquia de  Santo Domingo (en Sanlúcar de Barrameda), novios e invitados se desplazaron al Castillo de Santiago, donde disfrutaron de una selección de aperitivos en la Sala de la Guardia, y del servicio de un venenciador de manzanilla. En la sala se colocaron unas estufas para calentar el ambiente. Allí se pudieron contemplar los modelos de las invitadas por parte de la familia del novio, que lucían espectaculares con tocados, pamelas o sombreros. Una boda andaluza en toda regla.

image
1 de 11
Luna de miel pospuesta

Una semana antes de la boda, 15 personas comunicaron que no podían asistir, algunas lo hicieron horas antes. Algo que disgustó a los novios, que ya tenían confirmados los comensales. Chelo García-Cortés anunció tres días antes que no iría por motivos personales y les invitó a quedar otro día para darles un regalo.
Los novios apenas recaudaron 5.000 euros en efectivo. Así que, de momento, van a retrasar su luna de miel…

 

2 de 11
Iglesia 150 euros

‘Donativo’ por casarse
Por casarse en la Parroquia de Santo Domingo, los novios tuvieron que abonar 150 euros. La ceremonia iba a estar presidida por un cura amigo de toda la vida de la familia Isla. La mala suerte quiso que días antes tuviese que ingresar, lo que le impidió celebrar el oficio. Su sustituto fue el párroco de la iglesia que optó por la fórmula corta, lo que hizo que el enlace fuese ameno.

 

3 de 11
coro rociero 400 euros

16 personas cantando a la novia
El coro rociero de la Virgen del Rocío fue el encargado de amenizar el enlace. En total, 16 personas recibieron la llegada de la novia con una emotiva canción: ‘Quiéreme’. Una llegada que fue seguida con mucha emoción por parte de
un novio que no pudo evitar las lágrimas.

 

4 de 11
alquiler de coches 950 euros

Modelos clásicos
Los dos coches que los novios utilizaron para desplazarse fueron alquilados para la ocasión en una empresa de Sanlúcar especialista en este tipo de eventos. Se contrataron dos modelos clásicos. El de Alberto Isla era un auto clásico americano, un Urman que no pudo descapotarse debido a la lluvia. Techi decidió hacer su entrada en un imponente Chrysler color gris.

 

5 de 11
seguridad 500 euros

3 vigilantes, 5 horas
Una empresa de Cádiz tenía la misión de comprobar la lista de invitados para evitar intrusos. Un hecho que provocó el enfado de cientos de vecinos que pretendían entrar en la iglesia. Los novios contrataron tres personas de seguridad por cinco horas y pagaron 500 euros. La cantidad de gente que se agolpaba a las puertas de la parroquia hizo necesaria la presencia policial.

 

6 de 11
flores 550 euros

Cuatro ramos de novia
El interior de la Parroquia de Santiago estaba cuidado hasta el último detalle. Una floristería de la localidad recibió el encargo de llenar de gladiolos un altar que lució espectacular. De la misma tienda salieron también las cuatros bolsas de pétalos que los invitados lanzaron a la pareja tras el enlace y los ramos de flores que la novia quiso regalar a cuatro personas especiales. Las mesas donde se sirvió el menú de la boda también fueron decoradas con centros de margaritas. La factura ascendió a 550 euros.

 

7 de 11
Traje de techi 3.000 euros y trajes del novio y la madrina 4.000 euros

Corte sirena y clásico chaqué
A las 12:15 h. llegaba Alberto Isla acompañado por su madre, María Cuadrado (en la foto con su novio). Isla vestía un chaqué impecable de una firma conocida. María confió en Ismael Domínguez, que le diseñó un vestido de color azul que lució con mantilla negra, guantes color camel y dos broches espectaculares. Un look que fue muy alabado. Techi llegaba luciendo el vestido de novia que ella mismo diseñó. Vestido blanco, de tirantes, muy escotado, con la espalda al  descubierto, y de corte sirena. La diseñadora es madrileña y es muy conocida entre las mujeres de los futbolistas de la capital a las que suele vestir. La novia llevaba prestados los pendientes que pertenecen a la familia materna. Por el traje, el velo y los zapatos la novia desembolsó cerca de 3.000 euros.

 

8 de 11
Cerrar el castillo 2.200 euros

Como reyes…
Tras la ceremonia los novios y los invitados se trasladaron hasta el Castillo de Santiago. Una espectacular fortaleza que fue cerrada para la ocasión. No se abrió ni el restaurante que ofrece servicio en la Cantina de la Guardia todos los fines de semana. Sólo los invitados a la ceremonia pudieron disfrutar de un edificio histórico desde el que la reina Isabel La Católica contempló por primera vez el mar. Una fortaleza donde los vecinos aseguran que está habitado por espíritus. Tanto es así, que el Castillo fue objeto de grabación del programa Cuarto Milenio. Lo cierto es que la luz se apagó sin razón alguna al menos en cuatro ocasiones…

 

9 de 11
Dos dj’s 500 euros

Un par de ‘Kikos Rivera’ para la ocasión
Para amenizar la boda fueron contratados dos DJ del lugar por los que pagaron 500 euros. Estuvieron turnándose hasta que a las once de la noche se dio por finalizada la fiesta. Los invitados no dejaron de bailar en ningún momento y repusieron fuerzas sobre las nueve de la noche, cuando se dispuso una sobrecena. A lo largo de toda la noche se dispusieron varias fuentes de chocolate, gran cantidad de fruta y de gominolas. Un servicio extra por el que se pagó 400 euros.

 

10 de 11
banquete 10.000 euros

130 menús deliciosos
Sobre las tres de la tarde los invitados llegaron al salón principal, con varias mesas redondas organizadas en torno a la mesa presidencial ocupada por Techi, Alberto, los padrinos y la abogada de Isla. A su llegada los novios brindaron con los invitados. El menú de la boda consistió en una selección de aperitivos, donde no faltaron jamón, gambas ni langostinos. Seguidos de un lomo de atún al Floreal. Sorbete de Limón. Solomillo ibérico triturado de almendras y jamón con patatas panaderas. Y de postre un corazón blanco de chocolate. Todo regado con manzanilla, vino blanco, rosado y tinto. Tras el banquete hubo barra libre. Un catering servido por Federico El Floreal.

 

11 de 11
Hotel invitados 2.600 euros

26 habitaciones para invitados
Muchos invitados tuvieron que desplazarse desde Madrid a Sanlúcar para asistir a la boda, así que los novios reservaron un total de 26 habitaciones en el hotel Guadalquivir, de tres estrellas, situado muy cerca del centro de Sanlúcar. Este detalle de Alberto y Techi con los invitados de fuera les salió por un pico… Claro que la ocasión lo merecía.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad