Conchita: “Me gustaría hacer el polígrafo a la Infanta Cristina y al pequeño Nicolás”

Casi todos los viernes nos visita en Sálvame Deluxe con un objetivo muy claro: sacarle toda la verdad, y nada más que la verdad, a los colaboradores e invitados que aceptan someterse a su máquina de la verdad. Sin embargo, hoy soy yo el que pongo a Conchita contra las cuerdas para que nos cuente cómo funciona el polígrafo, qué clase de clientes recurren a ella, cuáles han sido los casos más sorprendentes, quién cree que debería ponerse los cables...

1 de 9
Detecta el engaño

¿De pequeña te gustaba jugar a Verdad o Mentira?, cuéntanos qué querías ser de niña...
Bueno (risas), estuve en un colegio interna desde los 7 años y lógicamente mi deseo era ser como las personas que me cuidaban y se sacrificaban por nosotras, así que quería ser monja y ayudar a los demás.

Explícanos en qué consiste tu trabajo.
Soy psico-fisiologista forense, es decir, una profesional en detección del engaño que emplea técnicas de psicología aplicada para dar una opinión sobre declaraciones de una persona. Esto puede ser con polígrafo o sin él.

¿Cómo y cuándo te conviertes en la única mujer polígrafa que hay en España?
En un momento de mi vida me encontré con la necesidad personal de tener que demostrar un hecho ocurrido en el tiempo sin testigos. Me di cuenta del vacío social que existía en casos así y comencé a preocuparme por las personas que en casos como el mío estaban completamente desprotegidas. Comencé a indagar y descubrí que lo utilizaban en más de 90 países, entre ellos EE UU, Canadá e Israel para asuntos de Seguridad del Estado, pederastia, abusos sexuales...  y decidí acudir a una de las escuelas reconocidas de la American Polygraph Association. Pero no todo el que quiere ser poligrafista acreditado, puede serlo. En España no existe un centro oficial de formación.

 

2 de 9
Su caso más extraño

¿Qué tipo de personas acuden a tu despacho y qué quieren averiguar?
Los casos que se trabajan cotidianamente son para descubrir robos en empresas y familias, y para conocer infidelidades cuando hay sospechas. También acuden personas que son acusadas injustamente, para demostrar su inocencia. La verdad es que tengo la satisfacción de ver cómo las personas se sienten aliviadas al conocer la verdad, aunque el resultado sea desfavorable para ellas.

¿Cuál ha sido el caso más extraño que has tenido?
Sin duda, la acusación a una niña de 17 años de haber sustraído de su casa un sobre con 300.000 euros. Su acusación venia avalada con un Acta de un Notario para dar más credibilidad al Informe que habían emitido. Y la niña no había sido.

¿Has resuelto todos los casos o alguien te ha dejado con la duda?
Siempre que después de la entrevista pasan a realizar la prueba, son casos resueltos. En una ocasión, la esposa de un político se contradecía tanto y se encontraba en tal estado de nervios que me negué a realizarle la prueba.

 

 

3 de 9
Sin valor judicial en España

¿Por qué en España el polígrafo no tiene valor judicial?
Porque nuestra Ley nos permite mentir en defensa propia.  Pero me consta que la seguridad del Estado tiene equipos de polígrafos y cuando se trata de resolver sus dudas, los utilizan.

¿Alguna vez te ha pedido ayuda la Policía?
Ha ocurrido que la parte afectada, en un caso de robo o transmisión de información confidencial de la empresa por parte de un empleado, ha recurrido a mí a la vez que a la Policía. Como la Justicia va más lenta, hay casos que la empresa me han pedido ayuda para dar con la solución de forma más rápida. En esos casos, mi participación se coordinó con el procedimiento policial y en alguna ocasión se me ha requerido para ir al juicio a ratificar los resultados de la prueba poligráfica. Lo que mayor satisfacción personal me produce es la resolución de un caso de robo que permita la recuperación de lo robado.

 

4 de 9
Pilla a los mentirosos

Sin desvelarnos su identidad, ¿ha habido algún personaje de las altas esferas de este país que haya recurrido a ti?, ¿puedes contarme qué quería saber?
Para mí, cuando me confían un caso, no hay distinción de esferas, todos son iguales, pero he de confesarte que me ha sorprendido gratamente que un médico me confiara unas dudas que le atormentaban desde hacía años sobre su mujer. También un político con escaño y personas de la llamada ‘alta sociedad’ han confiado en mí para aclarar sus sospechas de infidelidad y algún robo doméstico.

¿Alguna vez han intentado sobornarte para modificar los resultados del polígrafo?
Sí, en alguna ocasión alegando que querían venir y a la vez que tenían que salvar su matrimonio. Siempre les he dicho que se han equivocado y les he colgado el teléfono.

¿Cuál es la mentira más gorda que tú has contado y que hubiera roto el polígrafo de haberte sometido a él?
Tengo claro desde niña que se coge antes a un mentiroso que a un cojo, así que no miento.

5 de 9
Verdades que duelen

¿Y la verdad más dolorosa que has tenido que verificar?
Alguien que creía que su pareja le había sido infiel un corto periodo de tiempo con alguien del sexo contrario y descubrió que eran años de infidelidad... con alguien de su mismo sexo. Y también los informes que doy a las parejas que llegan pensando que la infidelidad es menor a la que luego se descubre.

Entremos en el ‘universo Sálvame’. ¿Qué colaborador se ha puesto más nervioso durante las pruebas?
Por respeto a todo aquel que se somete a la prueba siento no poderte responder a esta pregunta.

 

6 de 9
Kiko, el más escéptico

¿Y el que lo ha pasado peor?
Hombre, no creo que conmigo lo pasen mal. Quizá a alguien no le haya parecido bien que el resultado le haya desenmascarado, pero son las reglas del juego. Si uno se somete a la prueba, se acepta el resultado.

¿Alguno se te ha derrumbado, ha llorado o ha querido quitarse los cables?
Sí, muchas de las personas que hacen la prueba lloran con el desarrollo de las preguntas que se hacen previamente, sobre todo al recordar los hechos. Es un desahogo que necesitan, pero no me ha ocurrido que nadie quisiera abandonar.

¿Cuál de ellos ha llegado más escéptico a la prueba y luego se ha sorprendido?
Supongo que el más escéptico eres tú. Nunca te lo has querido hacer y cuando te demostré, con una mentira dirigida, que el Polígrafo funciona, te quedaste boquiabierto, ¿o no? A la mayoría de la gente le pasa.

¿Quiénes mienten más: ellas o ellos?
La mentira no tiene género y por experiencia propia, por los casos que trato a diario, te puedo decir que en las infidelidades hay igualdad absoluta.
¿Quién ha intentado engañar a la máquina y al final le has pillado?
Casi todos los que vienen para someterse a las pruebas de infidelidad, creen que pueden sentarse, responder a las preguntas y engañar sin ningún problema. Pero no es así. Cuando ven el proceso y el resultado, han terminado confesando que no creían que fuera tan preciso. 

 

7 de 9
Saben a qué se exponen

¿Qué colaborador te ha sorprendido más en sus verdades o mentiras, partiendo de la imagen que tenías de antemano?
Como cualquier otro cliente, siempre te sorprenden algunas intimidades que siempre surgen en el desarrollo de las preguntas. Por respeto a todo aquel que se somete a la prueba siento no poder responderte.

¿Qué colaborador te ha vetado más preguntas?
A mí las preguntas me llegan de la dirección de Sálvame Deluxe y yo no tengo potestad para cambiar ni vetar ninguna.

¿Alguna pareja de algún colaborador ha ido a preguntarte sus dudas después de hacer el ‘Poli Deluxe’?
Sí, alguna ‘amiga’ ha hecho llamadas ante algún polígrafo que le incumbía, que por supuesto no he atendido.

¿Te arrepientes de haber puesto a algún colaborador contra las cuerdas?
No, es mi profesión y ellos saben a qué se exponen.

¿Qué te gustaría preguntar a Belén Esteban, Kiko Matamoros, Mila Ximénez, Lydia, Rosa Benito, Karmele, Terelu, Patiño, Jorge Javier y Paz Padilla con los cables puestos?
He tenido la suerte de poder mantener conversaciones con todos ellos a excepción de María Patiño y Rosa Benito ante el Polígrafo. Pero la verdad es que no tengo ningún interés personal por preguntar algo concreto a ninguno de ellos. Yo tan sólo resuelvo las cuestiones que el programa me plantea.

 

8 de 9
A por los políticos

Y a mí, ¿qué te gustaría preguntarme?
Que seas sincero y me digas por qué no te sometes a la prueba como lo han hecho ya casi todos tus compañeros. ¿Será que no te fías de mí...? (risas).
¿A qué presentador o estrella de la televisión te gustaría someter al Polígrafo y para descubrir qué?
A ti, para saber qué hay tan importante en tu vida que no quieres que se sepa.
¿A qué otros personajes de la política, el cine, la literatura o incluso nobles te gustaría someterles al Polígrafo y por qué?
Me pongo a pensar y, la verdad, es que encuentro razones para desear hacerle la prueba a casi todos: Pujol, Pedro Sánchez, Rajoy, Artur Mas, Pablo Iglesias, Manuel Cháves, Tania Sánchez, el Pequeño Nicolás... Y por supuesto a la infanta Cristina para que aclare de una vez las dudas que su caso pueda generar. También me gustaría hacer otro: ahora que hay tanta controversia en Zaragoza con el caso del Arzobispo D. Manuel Ureña, me encantaría poder aclarar la verdad de todo lo ocurrido.

 

9 de 9
Cariño y respeto del público

Conchita, ¿has probado a hacértelo tu misma?
Bueno, en el curso de formación se nos somete a la prueba para que compruebes en primera persona la fiabilidad de la máquina. La verdad es que esto te ayuda a confiar ciegamente en la fiabilidad del método.

Gracias a ‘Sálvame’ te has convertido en una persona popular y supongo que te paran por la calle, ¿qué es lo más curioso que te han dicho?
Me resulta curioso que personas que no me conocen de nada me llamen ‘guapa’. Eso, a mi edad, me sorprende. La gente me trata siempre con mucho cariño y respeto, y me felicitan por la calidad de mi trabajo. Los de Zaragoza, qué te voy a decir, me dicen que se sienten muy orgullosos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad