Brooklyn Beckham, de tal palo…

El hijo mayor de los Beckham, a sus 16 años, está en plena efervescencia. Brooklyn salió al parque a jugar al fútbol y se le fueron los ojillos detrás de una rubia… ¡Ay, esos genes!

image
Se le van los ojillos…

A Brooklyn Beckham no se le pasa una. Salió a un parque a jugar al fútbol y fichó a una rubia que pasaba por ahí… Entonces la hizo un férreo marcaje y, de paso, unas fotos al trasero con su cámara… Si le viera David con esta aptitud diría orgulloso: “Éste es mi hijo.”

1 de 9
Tocando la pelota

Brooklyn salió con sus amigos por el parque londinense de Belsize, dio unos toques de balón, charló sobre las cosas de clase y… quedarse ojiplático cuando pasa una chica enseñando piernas. 

2 de 9
Como papá con las cheerleaders

 Así es Brooklyn Beckham, clavadito a su famoso papá, que sabe apreciar la belleza femenina en cuanto se topa con ella, como en este partido de Los Angeles Lakers donde David no les quitó ojo a las guapas cheerleaders…

 

3 de 9
Quiere ser futbolista

El chico, con un padre que ha sido uno de los futbolistas más famosos del mundo, normal que quiera ser como David…  

 

4 de 9
En los sub-16 del Arsenal

Hace apenas tres meses se daba a conocer que Brooklyn firmaba un contrato para jugar en la Liga sub 16 con los juveniles del club londinense del Arsenal, pero no ha salido muy bien parado…   

 

5 de 9
El Arsenal lo ha rechazado

Al parecer el equipo inglés cree que Brooklyn, de 16 años, no ha mejorado todo lo que ellos esperaban de él y por lo tanto han decidido no darle la beca necesaria para prolongar su carrera en la cantera del Arsenal…

 

6 de 9
Y papá David, a dieta

Parece que David no cumplirá, de momento, su sueño de ver a su hijo convertirse en futbolista. Parece que Brooklyn no tiene la habilidad de su padre con el balón. El ex futbolista, por su parte, ha anunciado hace poco que desde que dejó el fútbol ha cogido unos kilitos y se pondrá a dieta… 

 

7 de 9
Una vocación frustrada

 Lo mismo una de las razones del bajo rendimiento de Brooklyn en el Arsenal, y la causa de su expulsión del club, sea por su fácil distracción en cuanto ve unas faldas. 

 

 

8 de 9
¿Se dedicará a la moda, como mamá?

 Los hermanos de Brooklyn parece que ya tienen claras sus vocaciones. Romeo, de 13 años, es la imagen de la firma Burberry, Cruz, 10, juega en la cantera del Hale End y hasta la pequeña Harper Seven, de 4 años, es considerada la niña con más estilo de todo el Reino Unido. Si el fútbol le falla a Brooklyn, ¿tirará ahora por el mundo de la moda, como mamá?

 

9 de 9
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad