¿Recibe Pantoja trato de favor?

Funcionarios de la cárcel de Alcalá de Guadaíra piden el traslado de la tonadillera por miedo a un motín del resto de reclusas

1 de 8
Seis meses en prisión

No hay que haga Isabel Pantoja y no sea un escándalo y su estancia en prisión no iba a ser menos. Hace sólo seis meses que ingresó en Alcalá de Guadaíra y acaba de disfrutar de su primer permiso penitenciario. Hasta ahí todo normal. Lo que no lo es, es el trato de favor que denuncia el sindicado te funcionarios que trabaja en prisión, según publica el diario El Mundo.

2 de 8
Besos para los funcionarios

Según publica el diario, la tonadillera es cuidada al extremo por la dirección del centro penitenciario. De hecho, el día que se marchó a disfrutar de su primer permiso penitenciario, la acompañaron hasta la puerta y ella se marchó tirando besos. Además salió con una sola bolsa y, según cuentan, volvió con tres maletas, algo que no se le permite a ninguna otra reclusa. 

 

3 de 8
Desayuno con la dire

Al parecer, el trato que tiene Isabel con la directora de la cárcel es tan bueno que incluso desayuna con ella. Según publica El Mundo, Isabel desayunó en el economato el mismo día que salió de prisión, algo prohibido para el resto de reas, y lo hizo con la ‘jefa’ y el subdirector del centro. Además se despidió de ellos con un par de besos. ¿Serán admiradores de la cantante?

4 de 8
Los funcionarios están cohibidos

Al parecer, algunos de los funcionarios que trabajan en prisión, se sienten cohibidos por la dirección cuando intentan realizar su trabajo. Aseguran que intentan hacer que Isabel cumpla las normas que rigen al resto de reclusas y que la tonadillera si no le parece bien se revela y pide hablar con la directora. “Es escandaloso. Se ponen de parte de ella. La dirección nos prejuzga constantemente.”

 

5 de 8
Ya no cose

Su hijo Kiko mostró orgulloso en Gran Hermano VIP el cojín que le había hecho su madre en la cárcel, pero al parecer, ahora la tonadillera ya no cose. Según se ha publicado ya no le permiten salir a coser con el resto de presas por si surgen roces entre ellas. Muchas de sus compañeras, que la adoraban, ahora la miran con recelo por el evidente trato de favor. De hecho temen que se amotinen. 

6 de 8
‘Vis a Vis interminables…’

También cuentan que Isabel extiende sus vis a vis de manera interminable. Cualquier presa puede juntar varias visitas, pero eso hace imposible disfrutar de la siguiente. A Isabel no le pasa eso. 

7 de 8
Una celda individual

Al parecer, en el módulo A, donde cumple su condena de 24 meses de prisión la tonadillera, tiene celdas dobles, excepto la suya. Isabel duerme sola. 

8 de 8
Entró por otra puerta

Dicen que Isabel, el día que debía regresar a prisión, tras su permiso penitenicario entró por Comunicaciones, cuando lo debía haber hecho por ingresos. Allí hay un sistema de identificación automática. Allí llegó con tres bolsas. Debido a que entró por esa puerta, Isabel no fue cacheada a la entrada, sino en su celda. Y que además me lió una gorda porque la funcionaria que registró sus cosas, puso los zapatos sobre la ropa. Entonces, según cuentan la Pantoja entró en cólera e hizo llamar a la directora. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad