El resbalón de Mariah Carey en Ibiza

La cantante de 'Touch my body', Mariah Carey, pasa unos días de vacaciones en Ibiza y Formentera a bordo de un lujoso yate, pero no sin sobresaltos. ¡Casi se deja los dientes!

image
Caída al 'infinity'

Mariah Carey se encuentra pasando unos días en las Pitiusas con su rico marido, el multimillonario empresario australiano James Packer, pero ni siquiera el dinero le salvó de un tropezón escaleras abajo.

 

1 de 10
Como si nada

La cantante no cayó rodando de milagro gracias a que uno de sus tripulantes la cogió a tiempo antes de llegar al agua. Como la diva que es, amplia sonrisa y a continuar con su vida.

 

2 de 10
Lancha arriba, lancha abajo

Como Mariah está pasando el verano en un gigantesco yate, la cantante y todo el servicio deben desplazarse en lancha hasta la playa. Con un estilismo que no dejó indiferente a nadie -bañador estampado, pareo rosa, bolso de Céline naranja y sandalias de tacón-, la rubia bajaba de ésta con bastantes más miramientos.

3 de 10
Ricamente enamorada

Mariah se encuentra enamorada y feliz del empresario James Packer, natural de Australia. La etiqueta "multimillonario" se queda corta para el businessman, que acumula una fortuna estimada en 4.700 millones de dólares. "Multimilmillonario" se ajusta más.

 

4 de 10
Turismo en Formentera

Tras el pequeño incidente de Mariah en el barco, y sin más drama que un pie torcido por culpa de unos tacones traicioneros, James y Mariah se trasladaron a Formentera para comer.

 

5 de 10
Encantada con sus fans

Mariah siempre tiene tiempo para los fans que se acercan a pedirle una foto.

6 de 10
Diva submarinista

La cantante también aprovechó el día para nadar un poco en las aguas del Mediterráneo. Como si de un videoclip se tratase, Mariah se enfundó el neopreno y caminó con decisión por el yate hasta el mar.

 

7 de 10
Bien agarrada

A bordo del 'Arctic', el yate que la diva tiene estos días para pasar las vacaciones en nuestro país, y sin reparar en los fotógrafos, Mariah descendió, asegurando cada paso, grácilmente las escalerillas...

 

8 de 10
"¡Está buenísima!"

 ...hasta que llegó al agua. ¡Y no tenía pinta de estar precisamente calentita!

 

9 de 10
La dolce vita

Tras el chapuzón, mete tripa, saca culo y de nuevo al yate a torrarse al sol. ¡Qué bien viven algunas!

 

10 de 10
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad