La venganza de Amador Mohedano

Fue ninguneado por su sobrina Rocío y el novio de ésta, Fidel, él aguantó por su hermana, ya muy enferma. Mohedano no se ahorra nada.

Clothing, Eyewear, Vision care, Sleeve, Hat, Shirt, Sunglasses, T-shirt, Fashion accessory, Collar,
1 de 6
Amador saca la artillería

En unas memorias publicadas por la revista Semana, Amador Mohedano, hermano y manager hasta su muerte de la gran Rocío Jurado, desvela episodios familiares hasta ahora no confirmados, desengaños y sentimientos hacia su sobrina Rocío y el novio de ésta, Fidel, que, según él, se interpusieron entre él y la artista cuando ésta ya estaba enferma. 

 

2 de 6
La gala de Rocío

Amador recuerda ahora que la gala que su hermana dio en la Navidad de 2005, meses antes de su fallecimiento por un cáncer de páncreas, la organizó Fidel Albiac sin su conocimiento, aun cuando él, como representante de Rocío ya lo había pensado y planeado. Ante su enfado, y anuncio de que dejaba los asuntos de su hermana, ésta, según él, se postró de rodillas ante él y le imploró que no se fuera. Los hermanos siguieron trabajando juntos hasta el instante de la muerte de Rocío, el 1 de junio de 2006. A partir de allí, vendría el cisma familiar.

 

3 de 6
Unidos hasta el final

Hermanos y además artista y mánager. Sólo la muerte de la primera pudo separarles. Amador cuenta en sus memorias cómo el cáncer fue minando a Rocío hasta que una vez grabado el concierto para TVE debió partir a Houston. “Todas las tardes íbamos a escuchar las voces para hacer despues un dvd y un cd. Iba con dolores. Y estaba tan mala tan mala ya, que se tuvo que ir a Houston para operarse de urgencia”. Él quedó encargado de supervisar el trabajo, pero todo se hizo sin su participación.

no quisiera llevar nuestra diadema. Finalmente aceptó a regañadientes. Hoy somos mayores, y pelillos a la mar.” Esa tiara no en Sevilla, donde quería Cayetana: “Me costaba comprender que no quisiera llevar nuestra diadema. Finalmente aceptó a regañadientes. Hoy somos mayores, y pelillos a la mar.” Esa tiara no en Sevilla, donde quería Cayetana: “Me costaba comprender que no quisiera llevar nuestra diadema. Finalmente aceptó a regañadientes. Hoy somos mayores, y pelillos a la mar.” Esa tiara no en Sevilla, donde quería Cayetana: “Me costaba comprender que no quisiera llevar nuestra diadema. Finalmente aceptó a regañadientes. Hoy somos mayores, y pelillos a la mar.” Esa tiara no en Sevilla, donde quería Cayetana: “Me costaba comprender que no quisiera llevar nuestra diadema. Finalmente aceptó a regañadientes. Hoy somos mayores, y pelillos a la mar.” Esa tiara no en Sevilla, donde quería Cayetana: “Me costaba comprender que no quisiera llevar nuestra diadema. Finalmente aceptó a regañadientes. Hoy somos mayores, y pelillos a la mar.” Esa tiara no en Sevilla, donde quería Cayetana: “Me costaba comprender que no quisiera llevar nuestra diadema. Finalmente aceptó a regañadientes. Hoy somos mayores, y pelillos a la mar.” Esa tiara no en Sevilla, donde quería Cayetana: “Me costaba comprender que no quisiera llevar nuestra diadema. Finalmente aceptó a regañadientes. Hoy somos mayores, y pelillos a la mar.” Esa tiara no en Sevilla, donde quería Cayetana: “Me costaba comprender que no quisiera llevar nuestra diadema. Finalmente aceptó a regañadientes. Hoy somos mayores, y pelillos a la mar.” Esa tiara s, y pelillos a la mar.” Esa tiara se vendió años más tarde para comprar un caballo a Cayetano.  

4 de 6
Su último esfuerzo

La gala de Navidad que emitió TVE en 2005 fue lo último que hizo Rocío: “El programa se hizo, se dijo que Rocío se desmayó, lo comentó Bertín Osborne, pero no fue así. Ella estaba agotada, porque estaba extremadamente débil. A pesar de eso se grabó en dos días, porque era como una extraterrestre  y sacó fuerzas de flaqueza”. Para llegar a finalizar este trabajo, Amador tuvo que enfadarse con ella, que había visto cómo su hija y el novio de ésta habían organizado lo que era tarea de Amador, sin Amador. “Esto que estás haciendo a mis espaldas es injusto y por tu parte, me parece muy mal que escuches a estos dos, que te engolosinen y que me lo cuentes, como algo que se está preparando como si yo estuviese enterado, y no lo estoy. Si esto se hace sin mí, me quito del medio, y la que te limpia, te cuida y te peina”, refiriéndose a Rosa Benito, entonces su mujer, que siempre iba con Rocío.

 

5 de 6
Se sintió traicionado

 “No me peleé con Fidel ni con mi sobrina Rocío, pero me sentí traicionado por ella. He dado más capotazos que Ortega para no contarlo, pero es así”, reconoce años después Amador. Desde la muerte de la cantante, la familia Mohedano se ha ido distanciando. Aunque al principio se veía en eventos familiares, como bautizos o comuniones, ahora no se tratan. Rocío vive con su novio y su hijo David de espaldas a los que fueran sus tíos más cercanos, incluso al que fuera último marido de su madre, José Ortega Cano y a sus hermanos José Fernando y Gloria Camila. Éstos lo único que quieren que se abra el Museo de Chipiona de su madre y mujer.

 

6 de 6
Desde Chipiona con Amador

Amador, hace unos días en Chipiona, donde reside, con look veraniego para afrontar el calor del sur. ¿Qué nos deparará Amador cuando siga soltando su lengua?

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad