Fabiola, 'en la cama' con Carlos Herrera

Si la semana pasada fue Mariló Montero la que se metió en casa de Bertín Osborne, en esta ocasión ha sido el ex de MAriló, Carlos Herrera, el que preparó un arroz con habichuelas para Bertín y Fabiola.

1 de 12
Herrera, en la habitación de Bertín y Fabiola

Tras el polémico paso de Mariló Montero por el programa 'En la tuya o en la mía', de La 1, que presenta Bertín Osborne, su exmarido, el también periodista Carlos Herrera, ha seguido sus pasos. Bertín ha abierto de nuevo las puertas de su casa, y de su cama, a un invitado.

Su esposa, Fabiola Martínez, se molestó con la actitud de Mariló cuando visitó su casa, pues se tomó la confianza de tumbarse en su cama de matrimonio. Herrera, más educado, se sentó en un banco a los pies. Días antes de la emisión de la entrevista de Bertín a su amigo Carlos, Fabiola decía: "Yo he tenido a Carlos Herrera también en la habitación, pero soy un poco más respetuosa, ahí lo dejo".

  

 

2 de 12
Bertín puso la casa, Carlos el arroz

El conocido comunicador y locutor de radio es otros de los famosos que ha aceptado la invitación de Bertín para acudir a su programa, y a su casa.

La divertida y cómoda conversación entre ambos rostros conocidos tuvo lugar en el hogar de Bertín, que charló con su amigo en el sofá del salón, en la cocina, donde el periodista, a pesar de ser el invitado, preparó un arroz con habichuelas para sus anfitriones, y en el jardín, donde degustaron los tres el plato.

 

3 de 12
Así fue la conversación

Bertín: Quiero que conozcan a Carlos Herrera. Tú ahora has cambiado de emisora… ¿qué tal?

Carlos Herrera: Bien, bien muy agradable. Yo estaba en una emisora que estaba muy bien, acabó mi contrato y como yo ya estoy muy mayor, tengo un tiempo de caducidad, yo ya tengo un último impulso para hacer programas de radio durante a lo mejor tres o cuatro años más. Encontrándome con viejos amigos, porque ya había estado antes donde estoy ahora, es que los que llevamos tantos años en esto. Yo tengo 58 años, y llevo en esto desde que tenía 19 o 20, pues cuenta, casi cuarenta.

Bertín: Dices, tengo una audiencia fiel en Onda Cero impresionante, ¿cambiarte no te dio miedo?

Carlos Herrera: Siempre da miedo, porque es decir la radio es un milagro diario que tienes que conquistar seis horas todos los días, y no eres el flautista de Hamelin, no se van contigo dos millones de personas, lo normal es que se queden, tú tienes que empezar a hacer y una nueva audiencia. De vez en cuando algún amigo te viene a escuchar, tienes que empezar de cero. Yo acabaré teniendo la audiencia que tenía en Onda Cero cuando pasen un par de años o tres.

 

4 de 12
Herrera: ''Mi despertador suena a las tres y media''

 Bertín: Yo te oigo todos los días como bien sabes. Además, la gente no sabe que muchas veces nos mensajeamos a las seis de la mañana porque yo me levanto como las gallinas.

Carlos Herrera: Este es madrugador, aunque la gente no se lo cree, este es madrugador. Pero a las seis llevo yo ya dos horas y media.

Bertín: ¿A qué hora te levantas tú?

Carlos Herrera: Tengo puesto el despertador a las tres y media, si empiezas un programa a las seis, a las cuatro, tienes que prepararte, las tonterías que digo a las seis, a las siete y las ocho, son cosas que preparo entre cuatro y seis, que no puedo preparar el día anterior porque yo estoy condicionado por el trabajo que hace la redacción de noche de mi programa, que es la que elabora el informativo. Y en función de esos contenidos hago los editoriales, adecuo contenidos, no hay que adecuar mucho porque son profesionales buenos, y me levanto pronto porque tengo que leerme toda la prensa, lavarme, afeitarme...

Bertín: ¿A qué hora te acuestas?

Carlos Herrera: A las ocho y media me acuesto.

Bertín: No me lo puedo creer, ¿en serio?

Carlos Herrera: Si tú te quieres levantar a las tres y media, te aseguro que cuando lleves cuatro días levantándote a las tres y media, no durmiendo siesta, y trabajando durante todo el día, cuando lleguen las ocho y media, te echas y te caes redondo. Seguro que duermo más horas que tú.

Bertín: Me levanto a las seis y me acuesto a las doce o la una…

Carlos Herrera: Cinco horas, ya he dormido más que tú. Lo que pasa es que las duermo en otro momento. Por la noche no hay vida, no vas a una cena, a una presentación de un libro. El día que presentes el disco no podré ir a escucharlo a no ser que me eche una siesta brutal y parta el sueño. 

 

5 de 12
Hablando de Don Felipe

 Bertín: ¿Qué opinión tienes del Rey Felipe?

Carlos Herrera: Me parece impecable, creo que Felipe VI ha hecho la gestión que tenía que hacer, ha trasmitido la seguridad que tenía que trasmitir, la estabilidad, firmeza y seriedad para que ahora mismo la monarquía no sea tema de conversación, no sea tema de debate. Me acuerdo cuando abdicó Juan Carlos, en el programa dije aquel día: "Todos los que andáis con las banderas republicanas daros prisa, porque quedan tres días, si en tres días no lo conseguís en cuanto llegue este olvidaros porque este va a hacer las cosas muy bien". Y efectivamente las está haciendo muy bien, y está haciendo valer el papel de lo que es en este momento el régimen constitucional, una monarquía que garantiza una estabilidad que discutirlo ahora mismo es suicida.

 

6 de 12
Recordando los atentados de ETA

Bertín: ¿Crees que se ha acabado en España con el terrorismo de ETA?

Carlos Herrera: Sí, sí, ETA es un mal sueño, muy malo, muy malo, que hemos vivido todos.

Bertín: Unos más que otros, como tú.

Carlos Herrera: Muchos peor que yo. Ahora ETA cabe en un microbús.

Bertín: Tú has sufrido dos atentados de ETA, yo conocí el segundo. Pero el primero no lo sabía, te intentaron pegar un tiro y no te encontraron. ¿De eso cómo te enteras tú?

Carlos Herrera: Te lo dice la policía, porque detienen al tío que te ha intentado pegar un tiro. Lo detuvieron después, me estuvieron buscando a mí, a Antonio Burgos, a más periodistas sevillanos. Está en la cárcel, era del comando Andalucía y le queda una temporada en la cárcel. Era de los que mataron a Antonio Muñoz Cariñana, el médico, no me encontraron a mí y fueron al siguiente de la lista. No me encontraron a mí porque yo estaba en Miami. Y la caja de puros fue el paquete, fui inconsciente por la avaricia de coger la caja de puros, era regular, pero no había puros, había leña, y lo abrí en el ascensor, sí llegué a abrirla. Se hace lento interminable hasta que baja, afortunadamente iba solo, si llego a ir con alguien, a ese alguien le da un ataque. Había tres o cuatro esperando, yo al rasgar el papel, vi que la caja estaba rasgada con cables que salían y dije a los que estaban esperando creo que llevo una bomba, claro, desaparecieron, la saqué del edificio, la dejé en la escalera de la entrada de RNE, vinieron los especialistas, fallo del circuito, con rasgar el papel tenía que haber explotado, y en un ascensor pequeño me recogen con la bayeta... 

 

7 de 12

 

 

8 de 12
Fabiola entra en escena

 Fabiola: Tu hija es guapísima, que la he visto en las revistas desfilando…

Carlos: Habrás visto que es mi cara perfectamente mi cara.

Fabiola: ¿Por qué pasa esto? Cuando son guapísimos se parecen a los padres, de las madres nada.

Carlos: Tú me pones a mí una peluca, no te diré que no sepas quien es la madre, la niña o el padre, pero tú me pones una peluca y notas claramente de quién es hija esa niña.

Bertín: ¿Cómo te llevas con tu consuegro?

Carlos: Mi "consu" es fantástico, él y yo nos reímos mucho, es un artistazo.

Bertín: ¿Y el hijo del Soto, que sale con Rocío, sabe cocinar?

Carlos: Eso ya no lo sé, lo que sabe es cantar. La familia, una maravilla. Es buen niño.

 

9 de 12
''Como suegro dejo bastante que desear''

Bertín: ¿Eres buen suegro?

Carlos: Creo que no, que como suegro dejo bastante que desear.

Bertín: Tienes que fiarte del criterio de tu hija, hay que darles confianza.

Carlos: Que sí, no te digo que no...

Fabiola: ¿Haces como Bertín, que los coge aparte y ese mírame a los ojos…?

Carlos: Por supuesto.

Bertín: Yo le digo "chaval, esta niña es mi niña, así que cuidadín" y las niñas dicen "hay que ver mi padre, lo animal que es" pero luego están encantadas. ¿Cómo va el arroz con habichuelas?

Carlos: Mi pasión es esta, me gusta tener a los amigos en la cocina, de hecho, el próximo programa lo hacemos en la mía, me he hecho una cocina más o menos de este corte. Mis hijos se han acostumbrado a que en mi casa haya mucha gente.

Bertín: ¿Mariló cocina?

Carlos: No. Ahora dice que ha aprendido, yo la verdad es que estos últimos años no lo sé, yo he cocinado siempre.

Bertín: ¿Sabes que le pregunté un montón de cosas a Mariló de ti y no me quiso contestar a ninguna?

Carlos: ¿Ah sí? ¿De qué tipo?

Bertín: Me contó una cosa muy graciosa de la inteligencia sexual.

Carlos: ¿Eso qué es lo que es?

Fabiola: Tú no sabes, mi amor, la inteligencia sexual lo que es…

Bertín: Mira niña, la inteligencia sexual quiere decir que uno se preocupa más.

Fabiola: Eso es más de mujeres... 

 

10 de 12
Pasando al 'nidito de amor'

 Fabiola: Te voy a enseñar el nido de amor. Verás que en el vestidor se ve primero lo de Bertín, pues continua más…

Carlos: ¿Te costó mucho venirte de Venezuela?

Fabiola: Muchísimo.

Carlos: ¿Hace mucho qué no vas a Venezuela?

Fabiola: Quique va a cumplir nueve años, pues diez. Pero me encantaría poderlos llevar a Venezuela, porque yo tengo a mis dos abuelas vivas, los niños tienen a sus bisabuelas y no las han conocido. Fíjate cómo cambian las cosas que yo cuando empecé a salir con Bertín, él dijo "yo en mi cama y tú en la tuya", y a mí eso me sentó un poco mal, y sigue siendo así pero de vez en cuando me dice "tenemos que buscar una cama solo". Te voy a confesar una cosa, te tenía un poco de manía porque se ponía a escuchar la radio muy tempranito, y era contigo, luego ya te he conocido y te he cogido cariño.

Carlos: Es que tú no te acuerdas pero nos conocemos desde hace quince años.

Fabiola: Sí, en los inicios.

Carlos: Pero es que eras una niña tan..., yo decía "dónde vas con esta niña, que le vas a hacer daño".

 

11 de 12
''Le estaré siempre agradecido a Luis del Olmo''

Bertín: ¿Tú empezaste con Luis del Olmo?

Carlos: No, lo que pasa es que mi primer paso adelante importante fue con Luis. Y al segundo día le entra un ataque de piedra al riñón y me llama y dice "por dios quédate aquí que me tengo que ir" y le digo "Luis, segundo día, radio privada..." y me dice "que me voy a morir". Me quedé tres días y me dijo "cuando yo no esté tú te quedas". Por eso le estaré siempre agradecido.

Bertín: ¿Por qué dices que en tres o cuatro años te vas a retirar…?

Carlos: Me voy a la playa, a Sanlúcar. El programa de radio me obliga a levantarme a las tres y media, estás sacrificado todo el día, a estas horas estoy pensando qué voy a hacer mañana... así que dentro de tres años a la playa.

Bertín: Y yo al campo. Yo he hecho programas, esto para mí no es un programa, esto es un rato maravilloso que lo disfruto y hago lo que me da la gana con quien invito. Gracias Carlitos.

Carlos: Volveremos, yo voy a ver si me dejan hacer un programa parecido.

 

12 de 12
La receta de Carlos Herrera

El periodista preparó un arroz con habichuelas en la cocina de Bertín y Fabiola, que fue explicando poco a poco a la audiencia. A continuación te traemos su receta:

Ingredientes

150 g de arroz, 100 g de alubias pequeñas cocidas, 2 patatas grandes, 100 g de tocino veteado salado, 4 ajos, 1 pimiento verde italiano, 2 tomates, aceite de oliva virgen extra, unas hebras de azafrán, pimentón de la vera, sal.

Paso a paso

- Poner una cazuela al fuego con un buen fondo de aceite de oliva virgen, incorporar los ajos pelados enteros, freír y retirar.

- En una sartén pequeña tostar el azafrán, retirar y machacar en un mortero volcar a un platillo y reservar. En el mismo mortero sin retirar los restos majar los ajos que habíamos frito y añadir un chorrito de agua. Reservar.

- Trocear el trocino en cuadraditos y añadir a la cazuela para dorarlo. A parte, pelar las patatas y los tomates y trocearlos, cortar el pimiento con la mano en trozos pequeños.

- Incorporar a la cazuela el tomate y el pimiento, dejar sofreír unos 10 minutos, añadir la patata y el majado de ajos que teníamos reservado. Remover, poner el arroz y salar.

- Dar vueltas para que se integren todos los ingredientes al sofrito, agregar las alubias y litro y medio de agua. Mantener a fuego vivo durante 20 minutos y servir. Tiene que quedar caldoso, si fuera necesario añadir más agua.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad