El monumental cabreo de Pilar Rubio con Pablo Motos

La noche de este miércoles vimos algo hasta ahora inédito en televisión: ¡un enfado de Pilar Rubio en directo! ¿Por qué se enfadó con Pablo Motos y Jordi Évole la pareja de Sergio Ramos? ¿Qué desagradables comentarios hicieron que estallara?

1 de 12
¡Menudo mosqueo!

Con lo difícil que es cabrear a Pilar Rubio... ¡y Pablo Motos lo ha conseguido! Tantos años en televisión, y Pilar llevaba un expediente impecable: 0 enfados. ¿Qué hizo el presentador de 'El Hormiguero' para poner de mal humor a la chica que nunca se enfada? ¿Por qué la presencia de Jordi Évole tampoco le hizo ninguna gracia?

2 de 12
Todo pintaba tan feliz...

Nada hacía presagiar el futuro enfado de Pilar, puesto que, como siempre, entró con su eterna sonrisa en la cara cuando fue presentada su sección. "¡Que entre Pilar Rubio!". Beso a Pablo, beso a Jordi.

Todo parecía empezar bien, puesto que 'El Hormiguero' había decidido asignar una nueva sección a Pilar tras la vuelta de su embarazo, ya que antes tenía una sección relacionada, precisamente, con ejercicios para premamás, lo cual ya no tenía ningún sentido después de dar a luz.

 

3 de 12
'Tutoriales en una semana'

La nueva sección se llamará 'Tutoriales en una semana', y consistirá en que Pilar deberá ver un tutorial de Youtube, elegido por el programa, en el que enseñan a hacer alguna tarea en particular.

Pasada una semana, deberá volver al programa para intentar demostrar que ha aprendido a la perfección cómo realizar la labor o habilidad que se enseña en ese tutorial. Hasta aquí todo bien, ¿no?

 

4 de 12
Comienza el cabreo

Y mientras Pablo explicaba la nueva sección, ¡Pilar estalló! Todo fue por un pequeño comentario que hizo Motos, con un tono un poco irónico y guasón, dicho sea de paso: 'Le ponemos un vídeo, y Pilar tendrá una semana, una laaaaarga, eteeerna semana para aprender a hacerlo'.

Ese 'eteeeerna' es lo que más le dolió a Pilar, que interrumpió para aclarar que ella es una chica ocupada y que tampoco le da para tanto una semana: 'Una semanita, mejor. ¿El tiempo es elástico? No', dijo una ya muy cabreada Pilar, gesticulando sobremanera para lo que suele ser ella.

Y Pablo le respondió sin dudarlo: 'Bueno, el tiempo es el tiempo', lo cual acrecentó por momentos el enfado de Pilar, que contestó con un tono lo más seco posible: '¡No!'. Se ve que esta discusión ya venía de antes...

5 de 12
Una gran desconsideración

Tras este traspiés, parecía que las aguas volvían a su cauce cuando Pablo comenzó a explicar la tarea que tenía asignada para la semana anterior: realizar un perrito con globos infantiles.

Pero otro comentario de Motos pareció herir a Pilar: 'Vamos a intentar hacer un perrito con la gran globoflecta Pilar Rubio. ¿Qué tal te ha ido la semana?'.

Y la Pilar Rubio más desconocida utilizó un tono de lo más cortante para decir, simple y llanamente, que no había podido hinchar bien los globos porque hay que ejercer demasiada presión al inflar, y se está recuperando del parto. Así que se mostró muy enfadada porque le hubieran asignado esa tarea sabiendo que ella todavía estaba en pleno proceso de recuperación post-parto.

 

6 de 12
Pilar, desafiante

'Esto es tan fácil como que lo intentéis vosotros'. Sin duda, si Pablo Motos fuera su pareja, esa noche ya dormía en el sofá (o en la calle). Pilar se sintió menospreciada cuando le cuestionaron el no haber podido hinchar los globos, y por eso invitó a Pablo y a Jordi a que lo hicieran ellos mismos.

'Un globo, ya ves tú qué tontería, ¿verdad? Si esto es muy fácil... Pues hala, venga', comentaba una Pilar a punto de estallar, al tiempo que les hacía entrega de unos globitos a Jordi y Pablo Motos.

 

7 de 12
'Ya suena a vacile'

Pablo Motos entendió perfectamente que Pilar no estaba bromeando, y le contestó 'Esto ya suena a vacile'.

Pilar se justificó entonces: 'Esto está completamente contraindicado para mí. Jordi, ¿has notado que casi te meas?', le dijo a Évole, que se estaba dejando los pulmones en el intento.

 

8 de 12
Jandro al rescate

Efectivamente, ni Pablo ni Jordi pudieron inflar el globo, así que tuvo que salir Jandro para hinchar los ya 'malditos' globos.

Jandro enseñó sus trucos como ex payaso, y mientras tanto Pilar comentaba de fondo, en tono guasón: 'Venga, ¡qué fácil!, ¿no?', mientras volvía a animar a su ahora odiado Pablo a que lo volviera a intentar.

 

9 de 12
Un fracaso absoluto, y continúa el cabreo

Pablo fracasó definitivamente en el intentó, y Jordi consiguió hinchar un poco, pero casi desfallece: 'Que me mareo', comentaba un exhausto Jordi Évole, que incluso se tiró al suelo para descansar.

Parecía que volvía la sonrisa a la risueña Pilar Rubio, hasta que otro comentario hizo que volviera a entrar en cólera...

 

10 de 12
Vuelve a subir la tensión

Una vez hinchado el globo, Pilar Rubio le dio forma con gran maestría, obteniendo una linda forma de perrito. Pero al parecer eso no fue suficiente para Jordi Évole, que le espetó: '¿Qué más vas a hacer?', con un cierto tono de menosprecio hacia la hazaña de Pilar (bueno, tampoco nos pasemos). Y Pilar le animó entonces a irse con ella esta semana para practicar su nueva tarea. ¡Sube la tensión en el plató!

Con un tono de lo más cortante (y ya van tres veces), Pilar ignoró por completo la explicación de la nueva tarea de la semana, y se fue a otra esquina a seguir jugando con los globitos mientras hablaba Motos. ¡Menudo desplante!

11 de 12
'Te has pasado, Pablo'

Su nueva tarea consistirá en aprender a hacer 'beatbox', es decir, hacer música con la boca. 'No, eso no voy a saber hacerlo', respondía una Pilar muy seria ante la propuesta. 'No, no, no, eso es muy complicado'.

Y Jordi acabó de poner la guinda al pastel sacando el nombre del madridista Sergio Ramos, su pareja: 'Cuando estés en casa, con Sergio...'. Pablo Motos, que no era consciente de la situación, siguió con la broma: 'Cuando venga Sergio de los partidos le haces un poco de beatboxing'.

 

12 de 12
No, no y no. Ahí te quedas

Pilar, conciliadora, intentó también ignorar la provocación de Jordi al hacer un comentario despectivo sobre el Real Madrid y sus cambios de entrenador, dando a entender que el equipo iba muy mal.

Pero el daño ya estaba hecho, y juntando todas las circunstancias y comentarios que no le habían gustado, Pilar se fue del plató sin despedirse de nadie, murmurando que 'Eso no voy a poder hacerlo'.

¿Tenía motivos Pilar para enfadarse, o se trata de un enfado infantil?

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad