Top 16: Las mayores excentricidades (y locuras) de Gwyneth Paltrow

Cuando hace un par de años Gwyneth Paltrow y Chris Martin anunciaron su separación, muchos se extrañaron de que no cuajara el amor entre la pareja: ella es una reconocida actriz de Hollywood que siempre destaca por su elegancia y saber estar, y él es un cantante de uno de los grupos más exitosos, Coldplay. ¿Qué fue lo que rompió la relación? Quizá algunas de las 'manías' y 'obsesiones' o incluso 'locuras' de Gwyneth Paltrow tuvieran la culpa...

1 de 16
1. Sus caprichos sexuales

La ex de Chris Martin ha hecho saltar las alarmas al publicar en su propia web, una recomendación alo subida de tono.

Desde su portal en internet la actriz da consejos sobre nutrición y estilo de vida, pero esta vez ha querido ir más allá y ha desvelado sus caros caprichos sexuales

Gwyneth Paltrow recomienda a sus seguidores un vibrador de oro, que cuesta nada más y nada menos que 12.000€. Además de este, la lista lo completan un vibrador para el clítoris, un plumero sexual y una fusta fabricada con cuero natural y oro. ¿Para qué queremos más?

2 de 16
2. Su obsesión por los tratamientos faciales

Muerto de hambre, obligado a desinfectarse a diario, y loco de aburrimiento… ¿cómo no iba Chris Martin a salir corriendo de esta relación? ¿Qué sería lo que le espantó en concreto? Comenzamos...

Una de las más conocidas 'locuras' de Gwyneth es su obsesión por aplicarse siempre las cremas que salen a la venta en... ¡Francia!: "Siempre que necesito una crema facial voy a Francia, allí tienen los mejores cosméticos".

Además, ha metido también a su hija Apple (manzana) en su manía por cuidarse la piel hasta límites absurdos, ya que la lleva a una reputada dermatóloga de Hollywood, que cobra la friolera de 250 euros por sesión, y que utiliza ingredientes como veneno de serpiente en sus tratamientos.

Pobre niña, ¡qué exageración! ¿Estará ya pensando Gwyneth que su hija está envejeciendo y quiere rejuvenecerla?

3 de 16
3. Sus estrictas restricciones con el alcohol y el tabaco

"A veces me permito beber una copa de vino. Y los sábados siempre fumo un cigarrillo. Después de todo, ¡la vida está hecha para disfrutar!". Como puedes ver, Gwyneth no dice que 'no' a nada. ¡Toda una locura vivir a su lado!

Desde luego, no hay nada malo en no tomar alcohol y tabaco. ¡Al contrario! Pero ya que Gwyneth Paltrow ha reconocido que le gusta beber algo de vez en cuando, y siempre en un día fijo de la semana elegido por ella (el sábado), solo una copa de vino parece una limitación demasiado estricta.

4 de 16
4. Las restricciones en la dieta

Vale, quizá Gwyneth no sea aficionada a los excesos y al ocio. Pero, ¿cuándo ha matado a alguien tomar un poco de macarrones o patatas fritas?: “He prohibido a mi familia que coman carbohidratos, así que a menudo pasamos hambre en casa. Tampoco consumimos gluten, por su compleja digestión”.

¡Pero Gwyneth, que se trata de tus hijos y tu marido, por amor de Dios, déjales darse algún capricho de vez en cuando! De hecho, poco después de su separación de Chris Martin, tanto él como los niños fueron vistos devorando, literalmente, una hamburguesa con patatas fritas en un local de comida rápida. ¡Viva la libertad!

5 de 16
5. Antes muerta que cocinando sopa de sobre

Quizá sea una esposa descuidada y derrochadora, pero ¿alguien duda de su capacidad como madre? “Preferiría morirme antes que darles una sopa de sobre a mis hijos”. Esperemos que el supermercado al que vaya Gwyneth esté bien surtido y nunca se quede sin los alimentos que compre habitualmente..., o a la pobre Gwyneth le dará un patatús. ¿Sopa de sobre? ¡Por encima de su cadáver!

6 de 16
6. Una madre muy permisiva

"A mis hijos les encanta el arroz integral, pero también adoran su Coca Cola de la semana". Otra cosa no, pero queda claro que Gwyneth es una madre de lo más permisiva con sus hijos: ¿una bebida azucarada a la semana? ¡Eso es generosidad!

7 de 16
7. Buscando el equilibrio nutricional

Ya que Gwyneth tiene a sus hijos a 'pan y agua' prácticamente, es lógico que se vuelvan locos cuando tienen acceso a una bolsa de chucherías sin que ella les vea: "A mi hija Apple le gusta mucho la fruta fresca y los frutos secos, pero a veces la he visto devorando una bolsa de patatas en el aeropuerto. Me parece bien, así hay un balance".

¡Lógico que devore las patatas con el hambre que debe pasar la pobre...! Al menos su madre se lo toma con filosofía, y acepta que así habrá un balance nutricional en la pequeña.

8 de 16
8. Adora a sus 'haters'

Los 'haters' son aquellos internautas que dejan comentarios negativos o de odio hacia otras personas, a veces sin causa aparente. Y parece que a Gwyneth le encanta tenerlos: “Es muy fácil quedarse en casa tumbado en el sofá y criticando a los demás. Me encanta inspirar a ese tipo de gente”. ¡La primera persona a la que le hace feliz que la insulten y critiquen!

9 de 16
9. Comprometida con los más necesitados

Inspirar y ayudar, esas son las metas en la vida de Gwyneth, una chica comprometida con las causas sociales.

No solo se preocupa por su familia, sino que también se desvive por ayudar a las personas más necesitadas. Por eso, la artista decidió vender su ropa usada mucho más cara de lo que puede adquirirse la misma prenda nueva en las tiendas.

De este modo, un bolso que encontrarías por 500€ en las tiendas, Gwyneth te lo dejaría por unos módicos 700€. ¡Es la magia de Gwyneth! ¡Pasen, vean, y si lo encuentran más barato...!

10 de 16
10. Toda una artista incomprendida

La actriz también se animó a ese tópico tan recurrido entre los artistas de 'crear su línea de moda': su obra maestra consistía en una camiseta plana y completamente blanca, ofertada por unos muy asequibles 90 dólares. ¡Qué complejidad de colores, qué expresión de matices, qué pulcro diseño!

11 de 16
11. Una obsesa de la limpieza

La obsesión de la actriz también toca otros palos como los de la limpieza en el hogar: "Tengo fobia a los gérmenes, por lo que mantengo mi hogar limpio a diario y obligo a mi familia a lavarse las manos continuamente".

¡Qué chica tan limpia! Lo que no concretó, eso sí, es cada cuanto tiempo obliga a su gente a lavarse las manos... ¿cada hora? ¿cada 10 minutos? ¿Podrán los niños hacer los deberes con tantas tareas en casa?

12 de 16
12. La televisión solo se ve para aprender

En casa de Gwyneth, sus hijos solo pueden ver la tele en español o en francés, para así poder hablar idiomas. Y es que Gwyneth es una madre preocupada por el futuro de sus hijos, y por eso sus anteriores niñeras también les hablaban solo en francés y en español. Después de todo, Gwyneth es perfectamente bilingüe en la lengua de Cervantes, y es lógico que quiera que sus hijos también sepan el idioma, ¿no?

Quién sabe, como solo pueden ver la tele en francés o español, quizá sean unos aficionados de 'Sálvame' o 'Gran Hermano VIP'. ¿Serán más de Matamoros o de Marian Flores?

13 de 16
13. Su ridícula lista de regalos navideños

Esta Navidad Gwyneth Paltrow volvió a dar la nota al conocerse su increíble lista de regalos, entre los que se encontraban los siguientes objetos, imprescindibles en cualquier hogar:

- Un tanque para medusas (1.500 euros).
- Un dispensador de preservativos (40 euros).
- Un aparato para exprimir la pasta de dientes (230 euros).
- Juego de mesa Mahjong de Hermès (43.000 euros).
- Juego de pesas de 18 Kilates (120.000 euros).
- Un asiento para aspirar vapores vaginales (50 euros).

14 de 16
14. Su obsesión por el 'aquí y ahora'

Muy comentada fue la ocasión en que Gwyneth Paltrow fue vista haciendo deporte sobre una cinta de andar a bordo de su yate. ¿De verdad era necesario montarse en un yate para hacer ejercicio? ¿No podía esperar unos minutos a llegar al hotel? En general, cuando la gente se sube a un yate es para descansar y disfrutar del mar... ¡pero no Gwyneth!

15 de 16
15. Su 'peculiar' higiene personal

Como Gwyneth no para de sorprendernos, ya casi no nos cogió por sorpresa cuando confesó que se lava sus partes íntimas de mujer con vapor. Ya se sabe que a Gwyneth le gusta ir bien aseada... ¡pero esto ya son palabras mayores!

16 de 16
16. Su falta de modestia

Nunca ha destacado Gwyneth por ser una persona que piense las cosas dos veces antes de abrir la boca. Por eso quizá dice frases como esta: 'Yo soy como soy. No puedo pretender ser una simple persona que gana 30.000 euros al año'. Un poco ofensivo para el resto de los mortales, quizá...

Lo curioso es que ella se considera muy conectada con las mujeres 'corrientes', porque 'soy una madre y una mujer, y todas tenemos el mismo cuerpo con corazones que laten, compasión y amor'. En efecto, tanto las mujeres como Gwyneth tienen un corazón, y dos brazos, y dos ojos... un cuerpo humano, en definitiva.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad