Arantxa se queda fuera del funeral de su padre tras la bronca con sus hermanos

Arantxa Sánchez Vicario ha decidido no acudir al funeral en memoria de su padre tras el grave enfrentamiento protagonizado junto a sus hermanos, quienes la echaron del tanatorio donde se celebraba el velatorio. Mientras, el resto de familiares se consuelan muy unidos frente al dolor por la pérdida de Emilio Sánchez.

image
1 de 17
Una brecha insalvable entre Arantxa y sus hermanos

Arantxa Sánchez Vicario ha decidido no echar más leña al fuego en esto momentos tan delicados, y por ello, decidía no acudir al funeral de su padre tras el terrible enfrentamiento que tuvo con sus hermanos durante la celebración del velatorio.

Y aunque ninguno de los familiares ha querido hacer declaraciones sobre el desagradable episodio, Javier, el hermano que saltó ante la presencia del marido de Arantxa, Josep Santacana, quiso tener unas palabras de agradecimiento con los medios presentes por el respeto recibido.  

Emilio, Javier y Marisa, hermanos de Arantxa, se mostraron muy unidos en todo momento, y posaron al concluir la misa, antes de trasladarse al cementerio de Collserola.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 17
Arantxa, presente en la memoria de los familiares

El funeral se llevó a cabo en el tanatori Les Corts, donde se celebró un acto religioso en memoria de Emilio Sánchez Benito al que acudieron numerosos seres queridos. Y aunque la gran ausencia fue la de su hija Arantxa, esta estuvo presente de alguna manera.

Durante la misa, el capellán hizo hincapié en más de una ocasión a ''amarse los unos a los otros y saber perdonar, a no perder la calma y tener paz'', y destacó la labor del difunto de no haberse separado nunca de la familia y haber luchado por sus cuatro hijos, a los que inculcó también luchar por llegar lejos en el mundo del tenis, meta por la cual él también se sacrificó.  

En su discurso nombró en varias ocasiones a ''los hijos'' de difunto de modo que el nombre de Arantxa, sonó en dos ocasiones.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 17
Las últimas palabras de Marisa a su padre

Con los sentimientos a flor de piel, una vez terminada la liturgia, la hermana de Arantxa, Marisa, quiso dedicar unas palabras llenas de emoción para su padre "era mi padre, mi amigo, mi mentor. Tuvo una visión de futuro que se cumplió con creces. Además cuidó de todos nosotros, ahora le admiro más porque tengo una hija y sé lo que cuesta subirla, no quiero ni imaginarme qué hubiera hecho yo con cuatro".  

Luego añadió, "nos hizo prometer que cuidáramos y nos aseguráramos de que a nuestra madre no le faltara de nada, y que tuviéramos la vida montada cuando él faltara".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 17
Último adiós de hijos y sobrinos a Emilio Sánchez

Quienes también quisieron dar su último adiós al tenista fueron las tres sobrinas hijas de Marisa y Javier, que leyeron unas palabras para su abuelo: "ya no estás aquí para revolverte tu pelo cano y ya no escucharemos tu risa, pero la tendremos siempre con nosotros".  

Emilio puso fin a estas emotivas declaraciones recordando algunas anécdotas: "Papá se ha marchado pero se queda su legado. Cuando salías de la pista después de un día malo, te recibía con su voz profunda y su humor inglés y me decía: "menos mal que tienes la cabeza pegada en los hombros, sino también te la dejarías en el vestuario".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 17
Marisa Vicario, hundida entre la pérdida y las disputas familiares

La viuda de Emilio Sánchez y madre de Arantxa, apareció visiblemente afectada a su llegada al funeral. Y es que tras la pérdida de su marido y los encontranazos familiares entre sus hijos, Marisa Vicario se enfrenta a uno de sus peores momentos.

Emilio y Marisa han compartido una vida juntos, ya que justo comenzaron a salir cuando ella apenas tenía quince años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 17
Sus compañeros de profesión le despiden

Durante el funeral, que contó con cerca de 250 personas, estuvieron presentes figuras del mundo del tenis como Álex Corretja y Manuel Orantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 17
Sus compañeros de profesión le despiden

El ex tenista Albert Costa y su mujer también se acercaron a despedir para siempre a Emilio Sánchez.  

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 17
Arantxa Sánchez Vicario intentó darle el último adiós a su padre

Arantxa Sánchez Vicario está viviendo sus días más duros. Si bien la semana anterior acudía para dar el último adiós a su padre, ingresado en la Clínica Quirón de Barcelona, la tenista sufría otro duro revés poco después. Y es que Arantxa se encontró con el rechazo de su propia familia en el Tanatorio de Les Corts, donde se encontraba la capilla ardiente de su progenitor.

"Doy la cara para que no se hagan especulaciones y si tienen algún problema, que lo digan en otro momento, que es el fallecimeinto de mi padre", afirmaba dolida la tenista.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 17
El gran apoyo de Arantxa

La ex tenista no quiso afrontar sola el que podría ser el momento más duro y dramático de su vida. Por todo ello, Sánchez Vicario se hizo acompañar de su marido Josep Santacana.

Pero lo que ni Arantxa ni Josep pudieron preveer es que ninguno llegaría a entrar en la capilla ardiente.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 17
Gritos, llantos y empujones

Aunque Arantxa y sus padres mantenían una relación complicada desde que ella les llevase a los tribunales por haberle robado dinero, la tenista quiso olvidar los problemas en tan emotivo día.

Arantxa se fundió en un abrazo con su madre al verla, que se desmalló de la emoción, provocando que tuvieran que pedir una ambulancia.

El hecho hizo que, según nos contó Arantxa, sus hermanos la echaran de la sala inmediatamente. Un testigo explicó que fue concretamente Javier el que increpó a empujones a su marido, y ella fue a defenderlo provocando un altercado a base de gritos, lloros y empujones hasta que los dos abandonaron el lugar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 17
Una ambulancia para la madre de Arantxa

Mientras tanto, Marisa, la madre de Arantxa, era atendida por una ambulancia que vino a reanimarla.

Arantxa, por su parte, atendió indignada a los medios de comunicación.
"Una vergüenza, me han vetado mis hermanos y por eso estoy  aquí en estos momentos, hablando con vosotros. Creo que no es lo adecuado. Sobre todo, no es el lugar ni el momento", respondía en relación al enfrentamiento con sus hermanos..

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 17
Le prohíben ir al funeral de su padre

Entristecida y derrumbada, Arantxa avisaba de que le habían prohibido acudir al funeral de su padre: "Si mañana no me veis en el funeral es porque me han montado el numerito que me han montadoMe han vetado y me han echado de la sala. Esto es lo que ha pasado y quiero decíroslo porque ya estoy cansada de tantas especulaciones y de todo lo que se dice. Es un momento muy duro, he venido a ver a mi padre y a mi madre".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 17
Josep, ¿el culpable de todo?

Una de las posibles razones del conflicto podría haber sido la presencia en la sala de Josep, el marido de Arantxa.

Recordemos que muchos acusan a la pareja de la tenista de ser el responsable directo del enfrentamiento en los tribunales de Arantxa y sus padres. Sin embargo, la tenista lo tiene claro en este caso: "La verdad es que da  igual que venga con quien venga, que venga sóla o venga con mi marido".

Josep, por su parte, pidió respeto: "Me tienen que respetar como respetan a sus otras parejas. Yo no he hecho nada. Si tienen algún problema económico no tienen nada que ver con que venga a ver a su padre. No queremos numeritos".

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 17
El dinero, el principal problema

A pesar de que Arantxa se encuentra en una difícil situación económica, al borde la ruina, quiso resaltar que el dinero no justifica que le prohíban despedirse de su padre.

"Los temas económicos son totalmente independientes, yo no he venido aquí a hacer ningún numerito, el numerito ya me lo han montado. Sinceramente no me esperaba esto. No quiero más espectáculos ni que se diga o no se diga, no es el momento ni el lugar, y además aquí en un día tan señalado como es la muerte de mi padre. Cada lugar tiene su situación, pero este no es el lugar".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 17
El drama de la ambulancia

En lo relativo a la llegada de la ambulancia que llegó para atender a su madre, la tenista aclaró el asunto: "He entrado, he saludado a mi madre, nos hemos dado dos besos y nos hemos abrazado. Mi madre se ha puesto a llorar y se ha desmayado, a partir de allí mis hermanos me han vetado".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 17
Arantxa, repudiada por su familia

Ya sea por el odio que su familia parece sentir hacia la tenista, a la que parecen no perdonar que demandase a sus propios padres por cuestiones de dinero, o ya sea por el susto de ver a su madre desmayarse por la presencia de Arantxa, le impidieron dar el último adiós a su padre.

"Parece que a mis hermanos les molesta que yo esté aquí, pero yo tengo el mismo derecho que ellos, soy su hermana, la hermana pequeña. Es mi padre el que ha fallecido, es un momento muy duro en el que no tendría que estar hablando de esto… No me lo merezco, es una vergüenza lo que me han hecho".

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 17
El perdón de la madre

Pero, ¿qué opina de todo esto la madre de Arantxa? Parece que, al contrario que sus hermanos, su madre ha perdonado a su hija, quien estaba contenta de haberla visto el pasado viernes en el hospital. "El problema son mis hermanos. De allí viene todo el problema".

Esto es al menos un consuelo para Arantxa en uno de los momentos más dramáticos en su vida. ¿Conseguirá algún día retomar la relación con sus hermanos, o jamás les perdonará lo que han hecho?

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad