¿Qué te perdiste del nuevo programa 'First dates'?

¡Lo que dan de sí las primeras citas! Y si no que se lo digan a Cuatro y su nuevo reality: presentar a dos desconocidos en una cena... ¡y que surja el amor... o la guerra! Los mejores momentazos, en QMD!

image
1 de 9
El barman

Un argentino guapo, rubio, con labia y con 'manbun' (o “moñete”)... ¿A nadie le suena? Cuatro ha decidido apostar por su propio 'Ramiro Junco' -el argentino cañón de la última edición de 'Un príncipe para tres princesas'- en 'First Dates', por lo que el éxito ¡está asegurado! Al emnos entre las concursantes, que más de una será capaz de dejar a su cita por intentar ligarse al camarero... ¡menudo fichaje!

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
El lugar, cómo no, se llama 'First Dates'

En un alarde de originalidad, el bar de las primeras citas se llama 'First Dates'. Pero no importa: aquí se viene a jugar, y con un completísimo equipo de camareros y un maître (Carlos Sobera), el amor surgirá ¡aunque sea a la fuerza!

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Saritísima, la culpable de todo

Si alguien puso la nota de humor, esos fueron Carlos y Antonio, la pareja gay del reality. Unidos por Sara Montiel ¡ese amor ya no hay quien lo destruya! Sobre todo porque ha sido la propia Saritísima la que les ha dado su bendición para que se se conozcan y se amen por siempre. Y lo que Sara dice, ¡va a misa!

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
¿Contentos... o ni fu ni fa?

Desde luego, parece que Carlos y Antono están echos el uno para el otro, por las miraditas que se lanzan... y porque ya en la primera cita han tenido una conversación de lo más calenturienta: Antonio se dejó de medias tintas y fue al lio': “O sea que eres un follinator, ¿no?” le dijo a Carlos, aunque este no se echó atrás... y ya que estaban metidos en faena, Antonio se confesó: “Yo en mi vida, para todo, soy muy versátil”, y Carlos, que tampoco es tonto, acertó a decir: “Somos los dos generosos”. ¡Qué bien se lo van a pasar estos dos!

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
¿Acaso es malo tener pluma?

El momentazo estrella de la noche vino con la obviedad de Antonio: “Sí, tengo pluma. ¿he matado a alguien?”. Por su puesto que no, Anto (nos vas a permitir la confianza), ¡si precisamente lo que más nos gusta de ti es tu naturalidad! A pesar de que “vintage” lo pronuncies “vintis”...

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
La tía coja y los museos

¿Y qué plan tienen los dos chicos? Desde luego, cultural poco: “A un museo me puedo ir con mi tía la coja”. Desde aquí un saludo a la tía coja de Antonio. ¡Menudo paseo se va a pegar la pobre mujer como tenga que ir a ver el Prado con su sobrino!

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
La tensión se masca...

Nada hacía presagiar que la cita entre Víctor y Pepa sería la más “agresiva” de la noche. ¡Qué tensión! Si todo empezó de forma muy cordial, el momento se empezó a torcer cuando Víctor confesó: “las morenas no son mi fuerte”. Pepa, que no sabía dónde meterse, decidió no tirar la toalla antes de tiempo... pero la cosa iba de mal en peor, y ni Carlos en su mejor papel de cupido era capaz de reflotarlo.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
La mala educación

Pepa confesó que tenía un blog de sexo... y aquello puso la guinda a la cita: Víctor lo calificó de “una guarrada” y tuvo un feísimo detalle al decir más tarde que bebería calimocho, pero no del vaso de Pepa 'por si le pegaba algo'. ¡Qué maleducado! Sólo hubo una cosa en la que se pusieron de acuerdo: en pedir la cuenta ¡y cada uno a su casa!

 

Pepa, ya harta de todo, optó por reírse y recomendarle leer una entrada para que viera que se equivocaba del todo, mientras Víctor decidió sacar su vena soberbia y afirmar: “Yo a ti te puedo enseñar muchas cosas, pero tú a mí nada”. En fin...

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Dani y Xantal, como dos tortolitos

¡Menos mal que que Dani y Xantal nos quitaron el mal sabor de boca! La parejita conectó en seguida, y poco a poco fueron intimando cada vez más... ¡hasta hubo beso y todo!

 

Eso sí, si Dani llega a confesar su oscuro secreto, Xantal podría haber salido por patas, así que mejor guardárselo para más tarde. ¿Y qué es? Dani fue protagonista de una infidelidad... pero protagonista de verdad, porque fue él quien le puso los cuernos a su, ahora, ex. ¡Esperemos que cambie la cosa!

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad