Mel B y Stephen Belafonte: playa, relax, piscina, cerveza y beso

La ex Spice Girl y su marido se marcaron un viaje romántico donde las birras y los mimos fueron los protagonistas.

image
1 de 7
Vacaciones para dos

Mel B y su chico, Stephen Belafonte, se han regalado un viaje 'deluxe' a las islas caribeñas Turks&Caicos. Aunque el pasado verano se rumoreó que andaban en crisis, está claro que la mala racha se evaporó.

La pareja ha disfrutado de unas vacaciones románticas sin la compañía de sus hijos. Mel B tiene tres hijos y el más pequeño es fruto de su relación con Stephen.

2 de 7
¡Y venga a pedir cervezas!

Se alojaron en el típico resort todo incluído y aprovecharon la pulserita al máximo: ¡y venga a pedir cervezas!Su plan diario fue de lo más 'rutinario': dormir, beber, chapuzón playero, baño piscinero y muchos mimos.

3 de 7
¿Volverán las 'Spice Girls'?

Mel B y su chico se casaron en 2007 y tienen un hijo en común, Madison, de cinco años, al que decidieron dejar en casa.

Belafonte es productor de cine, mientras que la cantante aseguró que quiere emplear este 2016 para convencer a las 'Spice Girls' de volver a los escenarios. Pues nos da en la nariz que La Posh no va a estar por la labor.

4 de 7
Cuerpazo a sus 41 años

La ex 'Spice Girl' cumple 41 años en mayo y puede presumir de tener un cuerpazo rotundo. Está mucho más fuerte que su marido.

5 de 7
El traje de baño puede ser muy traicionero

La cantante se apretó bien el biquini para no tener ningún susto, pues el traje de baño puede ser muy traicionero. Tanto Mel B como su pareja, llevan su piel tatutada.

Ella lleva unas letras chinas en la zona de la barriga y un dragón en la espalda. Él, por su parte, lleva el brazo y la espalda totalmente tatuada.

6 de 7
Cuerpo 10

Mel B tiene tres hijos -el pequeño de ellos con Stephen-, pero a pesar de la maternidad numerosa sigue contando con un cuerpo escultural como vemos en esta imagen en la que pase ¿mientras reflexiona? por la playa.

7 de 7
Como adolescentes

Mel B y Stephen Belafonte están tan enamorados que no se sueltan ni en una playa para ellos solos. ¿Tendrían miedo de perderse?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad